Conoce qué es el envejecimiento prematuro y cómo evitarlo

envejecimiento prematuro1

¿Te ha pasado que la gente piensa que tienes determinada edad pero en realidad eres más joven? Esto probablemente se deba al envejecimiento prematuro. Este asunto no es para alarmarse ya que muchas mujeres –incluso hombres- lo sufren.

El envejecimiento prematuro es el daño que puede sufrir –o sufre- tu organismo por el simple hecho de estar viva. Aunque su nombre lo dice todo, para que tengas una definición más clara, el envejecimiento prematuro es el daño que puede sufrir o ya sufre tu organismo por el simple hecho de estar viva.

Éste se da con el paso de los años, cuando las capacidades físicas y mentales comienzan a ser deficientes. Las causas como imaginarás son factores internos y externos. A continuación profundizaremos un poco respecto al tema.

¿Qué provoca el envejecimiento prematuro?

Existen muchos factores internos que tienen que ver con el funcionamiento de nuestro cuerpo. Una de las principales causas es la generación de radicales libres. Éstos se encargan de acelerar el envejecimiento y acortan el tiempo de vida de nuestras células. Sin embargo, existen factores internos que también pueden provocarlo.

envejecimiento prematuro2

La infelicidad: El no tener una buena salud mental favorece al deterioro de nuestra apariencia. Si no encontramos un balance, siempre vamos a lucir más amargadas, lo que nos aumentará años. Todos tenemos problemas, pero el saber afrontarlos y el optimismo ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro.

El estrés: Ya te hemos platicado en muchas ocasiones sobre este tema. Sus efectos físicos más comunes son la caída del cabello, aparición de arrugas y ojeras. Además de dolores y achaques que deteriorarán las funciones de nuestro cuerpo.

No ejercitarte: El ejercicio nos hace sentirnos con más energía. Ayuda a prevenir la obesidad, mejora la circulación y el funcionamiento de nuestro cuerpo. El no hacerlo, tendrá consecuencias tarde o temprano.

Mal comer: Ingerir alimentos que no le aporten nutrientes a nuestro organismo puede ser contraproducente. No solo para nuestra salud, sino también para nuestra apariencia. Un ejemplo de esto, es nuestra piel que requiere de determinadas vitaminas para mantenerse saludable.

La falta de sueño: Un descanso adecuado es importante para que las células de nuestro cuerpo se fortalezcan. Cuando no se duerme lo suficiente, éstas se deterioran y adelantan el proceso de envejecimiento.

¿Cómo se presenta y cómo nos afecta?

envejecimiento prematuro3

A partir de los 30 años empezamos a presentar signos de envejecimiento. Esto es completamente normal, sin embargo, algunos malos hábitos son los que agilizan el proceso.

El envejecimiento prematuro afecta todo nuestro cuerpo. Sin embargo, se presenta sobre todo en nuestra piel. Las arrugas, manchas, várices son algunos ejemplos. También malestares como la fatiga crónica, mala memoria, problemas de la presión, entre otras cosas.

¿Cómo prevenir el envejecimiento prematuro?

cuidado-de-la-piel-1

Obviamente, debes comenzar por un cambio en tus hábitos diarios. Mejorar tu alimentación, dormir bien, ejercitarte, no beber o fumar en exceso. Así como evitar situaciones de estrés que te mantengan de mal humor todo el día. Aunque también hay otros aspectos que debes tener en cuenta para evitarlo.

Usa protector solar: Aunque no lo creas, ayuda a evitar la aparición de manchas que muchas veces son ocasionadas por el sol. De hecho, los rayos de sol favorecen a la aparición del envejecimiento prematuro. Lo ideal es usarlo todos los días para evitar el desarrollo de radicales libres.

Hidrátate: El tener una piel hidratada puede dejarte muchos beneficios. Entre éstos, evitar la aparición temprana de arrugas. Lo más recomendable es tomar 2 litros de agua todos los días.

Mantén tu rutina de belleza: Los productos especializados ayudan bastante al cuidado de tu piel. El tener una rutina de belleza diaria evitará que lidies con el envejecimiento prematuro.

Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr