¿Conoces el significado de las pinturas de Frida Kahlo?

Frida Kahlo es la artista mexicana que por excelencia logró el empoderamiento de las mujeres creativas, talentosas, apasionadas y con una gran pasión por vivir la vida sin prejuicios ni miedos ¡solo para disfrutar!

Frida sin duda alguna es un ejemplo a seguir, pues además de ser una gran artista fue una mujer con un gran amor hacía su pareja de toda la vida (Diego Rivera), sus amistades y por supuesto a su arte.

Gracias a éste Frida logró superar su terrible accidente automovilístico que sufrió a los 18 años, pero también en su arte logro expresar de la mejor forma sus emociones y sentimientos, lo que su vida le trajo para bien o mal, ella lo pintó, logrando con esto convertirse en una pintora renombrada y recordada por años.

Con motivo de su fallecimiento recordaremos algunas de sus obras y el significado que ella le dio a algunas de sus pinturas.

Frida declaró que sus pinturas no reflejaban sueños o imágenes surrealistas, aunque así lo pareciera, sino que eran representaciones de su propia vida y de sus emociones: “Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco”.

Autorretrato con traje de terciopelo. Este es el primer autorretrato de Frida y lo pinto en 1926; fue un regalo para su novio Alejandro Gómez Arias, quien había terminado con la relación amorosa, pues pensaba que ella lo había engañado. Frida le regaló este retrato con la esperanza de recuperarlo… Efectivamente esto sucedió, la pareja se reconcilió.

Autorretrato-con-
Traje-de-Terciopelo-frida

 

La columna rota: Frida pintó este cuadro en 1944 y en él muestra el desastroso accidente de autobús que le ocasionó muchas fracturas y achaques que padecería por el resto de su vida. En esta pintura ella se ve con lágrimas en los ojos y sobre un fondo árido y desolado. La obra completa es un grito desesperado de dolor.

columna-rota-600x807

 

Frida y Diego 1929 – 1944: Este doble retrato lo pintó en 1944, como un regalo para Diego en su quinceavo aniversario de bodas. Las fechas marcan los años de matrimonio, salvo el periodo de 1939 a 1940 en que estuvieron separados. La relación de los esposos es reiterada con la luna y el sol, y la concha y vieira.diego-frida

 

“Aquí me pinté yo, Frida Kahlo, con mi reflejo en el espejo: Una obra en la que busca reforzar su identidad, como lo indica su presencia en primer plano y la mención de su lugar de nacimiento. Este es de los pocos cuadros donde se pintó con el cabello suelto y no con sus ya acostumbradas flores. Pero al hacerlo se sabe que pensó en Diego, pues adoraba su pelo largo y abundante.

autorretrato-pelo-suelto-copy-600x814

 

Autorretrato en la frontera entre México y los Estados Unidos: Nostálgica por su país, Frida pintó este cuadro en 1932, en el que muestra sus sentimientos encontrados hacia Estados Unidos. El fondo lleno de imágenes que evocan a los dos países, pero en la mano sostiene una bandera con los colores mexicanos, dando a entender cuál es el lugar al que su corazón pertenece.

frontera-estados-unidos-frida

 

Diego en mis pensamientos: Un retrato de Diego en su frente, quien para la época mantenía múltiples infidelidades, mientras que Frida desarrollaba un amor obsesivo hacia él, con el único deseo de poseerlo en su totalidad. Frida pintó éste en 1943; la obra se llena de grietas, que simbolizan las marcas que dejó en su alma y en su mundo la separación de Diego.

diego-pensamiento-frida

 

Henry Ford Hospital: Frida plasmó aquí uno de los momentos más traumáticos de su vida: el aborto natural que sufrió en el año 1932, mientras vivía en Estados Unidos. Frida anhelaba tener un hijo y, aunque nunca lo logró, cuando hablaba del tema se refería a él como “el pequeño Dieguito”.

henry-ford-hospital-600x473

Autorretrato con collar de espinas: Frida pintó un autorretrato para regalárselo a su amante, el fotógrafo Nickolas Muray. Sin embargo, después de divorciarse de Rivera, tuvo que vender la pintura para contratar a un abogado. Para reemplazarlo, Frida pintó este autorretrato. El elemento más importante es el collar de espinas que se hunden en su cuello como señal del dolor que le causa su relación rota con Diego. Dicho collar viene de la famosa corona de espinas, muy significativa en la tradición cristiana.

autorretrato-collar-espinas

 

Sin esperanza: La pintura data de 1945, cuando Frida tuvo que permanecer en reposo completo y mantuvo una dieta de purés cada dos horas para hacerla engordar, pues la falta de apetito, consecuencia de operaciones y enfermedades la había dejado sumamente delgada.

sin-esperanza-frida-kahlo

 

Dos desnudos en un bosque: Fue un regalo para su amiga íntima Dolores del Río. Esta pintura encierra diversas teorías respecto a su significado. Hay quien sostiene que exhibe su bisexualidad, puesto que la pintura muestra a dos mujeres desnudas siendo observadas por un mono; símbolo del pecado y la sexualidad animal. Mientras que otros argumentan que en realidad exhibe la dualidad racial de Frida, la europea y la India Mexicana; “la mujer que da consuelo y la que tiene necesidad de ser consolada”.

dos-desnudos

 

Las dos Fridas: Frida reflejó aquí las emociones luego del divorcio de Diego. Dibujó dos personas idénticas, pero con diferentes personalidades. Una de ellas es la Frida mexicana, de la cual Diego se enamoró. La otra es Frida europea, es la nueva artista independiente y reconocida en todo el mundo, pero también la que su esposo abandonó. Este cuadro se convirtió en el más caro vendido por la artista durante su vida; fue comprado por el INBA en 4 mil pesos.

las-dos-fridas-kahlo

 

El venado herido: Es fácil saber cuándo una pintura de Kahlo expresa un sentimiento de dolor insoportable, pues la artista era incapaz de replicar el sufrimiento en su propio cuerpo, y por eso utilizaba otras imágenes. Frida pintó este cuadro después de una operación de columna vertebral que supuestamente aminoraría sus achaques pero que, por el contrario, le trajo aún más dolores de espalda.

soy-un-pobre-venadito

 

El abrazo de amor del universo: Frida abrazando a un Diego desnudo y aniñado, lo que ilustra el gran amor que le profesaba a su marido, un amor que iba cambiando de forma, que a veces era de amantes y muchas otras de madre, de hija, de hermana. Al mismo tiempo, la imagen nos remite a la imposibilidad del cuerpo de Frida para engendrar hijos, lo que sin dudas fue la gran herida de su vida.

abrazo-amor-universo-600x689

 

Autorretrato con pelo corto: En este cuadro, que data de 1940, posterior al divorcio Frida abandonó su imagen femenina: se cortó el pelo, colgó los vestidos y utilizó ropas masculinas, dejándose únicamente los pendientes como atributo femenino.

autoretrato-pelo-corto

Unos cuantos piquetitos (Apasionadamente enamorado): En 1935, los periódicos mexicanos dieron a conocer la noticia de una mujer asesinada por celos, y en la que el asesino se defendió ante el juez diciendo “pero sólo fueron unos cuantos piquetitos”. La nota sirvió como inspiración para Frida quien pintó en el cuerpo de otra mujer su propio sufrimiento. Por la infidelidad de Diego con su hermana menor, Cristina.

unos-cuantos-piquetitos

 

Entre las cortinas: Este cuadro adornó el estudio de Trotsky en la Casa Azul, hasta que éste se mudó a su propia casa y dejó el cuadro a petición de su esposa. Le dedico este cuadro con la siguiente frase: “Para Leon Trotsky, con todo mi amor…

frida-a-trotsky

Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr