¿Te faltan kilos para llegar a tu peso ideal? Esto te interesa

En algunas ocasiones, nos encontramos muy por debajo de nuestro peso ideal. Esto, al igual que tener kilos de más, puede provocarnos consecuencias a nuestra salud.

De igual manera, para poder llegar a nuestro peso ideal sin sufrir problemas de salud, lo mejor es llevar una alimentación saludable.

Existen personas, que por diversos factores siempre se mantienen en un peso por debajo del ideal. Esto se debe principalmente al condicionamiento genético que determina que tengan menos apetito y más rápido su metabolismo.

A diferencia de quienes subimos regularmente, estas personas cuando se encuentran expuestas a ansiedad o estrés, tienden a bajar más. Si este es tu caso, lo mejor es acudir a un experto en nutrición.

Alternativas para llegar a tu peso ideal

alimentacion-saludable

Lo ideal es llevar una dieta basada en verduras, hortalizas y frutas. Además, que contenga proteínas, grasas de calidad y cereales integrales. Esto con el fin de ganar masa muscular gracias a los alimentos de alta densidad nutritiva para aportar calorías superiores al consumo diario.

Entre los alimentos que puedes consumir, pueden ser proteínas (huevo y queso), aguacate, salmón, legumbres (grasas cardiosaludables), verduras, hortalizas, proteínas (sepia o bacalao), garbanzos. Si tienes antojo, sustituye tus postres por yogurth griego con cereales o frutos secos o fruta.

Otro alimento que puede ayudarte muchísimo es la lenteja. Esta siempre es una gran opción, pero no le añadas chorizo, morcilla o tocino. Lo ideal es que la acompañes con pollo o verduras. También puedes sustituirla por arroz.

Lo ideal es que consumas alimentos con hidratos de carbono – legumbres, frutas, patatas, zanahoria, arroz y pasta integrales-. Esto se debe a que son la primera fuente de energía que utiliza nuestro cuerpo para sus actividades diarias. Por su parte, las proteínas aportan aminoácidos que ayudarán al aumento de la masa magra y el músculo.

Un menú para llegar a tu peso ideal

peso ideal 2

A continuación te presentamos una idea de menú que puede ser de mucha utilidad. Aunque recuerda, lo ideal es acudir a un especialista.

Desayuno: una rebanada de pan multigrano con aguacate, tomate y jamón. Una pieza de fruta. Acompáñalo con café o té.

Colación: Una fruta o un puño de frutos secos.

Almuerzo: Arroz o lentejas cocinados con verduras. Acompáñalo de pescado, huevo o pollo y té.

Colación: Yogurth o una fruta.

Cena: Una ensalada de verduras acompañada de carne o pescado. Después, puedes beber un licuado de leche con frutos rojos y semillas.

Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr