El fitness break y los beneficios a tu productividad

fitness break

Las ventajas y beneficios de entrenar y ejercitarte no solo se reflejan en tu condición física, sino también en distintos ámbitos como el laboral: te ayuda con la destreza, mejora tu estado de ánimo, tu capacidad y desenvolvimiento, además reduce el estrés. Sin embargo, debido a la falta de tiempo no podemos hacerlo constantemente. Afortunadamente, el fitness break te da la oportunidad de hacerlo durante tu hora de comida en el trabajo.

¿Cómo? Sí, aquí te lo platicamos.

deporte_alimentacion_3928_620x413

¿Qué beneficios me da el fitness break?

El principal motivo es mejorar tu productividad. Es por eso que ir al gym, ejercitarte, salir a correr, durante la comida puede traerte beneficios enormes en el trabajo. A continuación te enumeraremos algunos.

1. Puedes aprovechar las horas del día más productivas -es decir, las mañanas- para concentrarte en el trabajo, ya que durante este periodo, la productividad aumenta y puede darte excelentes resultados al momento de presentar un proyecto o resultados a tus superiores.

3. No necesitarás descansos entre horas, ya que al momento de salir de la oficina ya habrás terminado todos tus pendientes y podrás disfrutar de una tarde relajada. Además, sentirás que el tiempo pasa mucho más rápido.

4. Aprovecharás más tu tiempo en el trabajo y mejorará tu actitud gracias a las endorfinas generadas durante el entrenamiento, por lo que también aumentará tu disposición para realizar las asignaciones correspondientes.

1-mujeres-ejercitandose

¿Por qué me beneficia el fitness break?

Resulta que, durante la 1 y las 4 de la tarde, los niveles de energía están más elevados, por lo que es ideal realizar un entrenamiento cardiovascular. Sin embargo, si lo realizas durante tu hora de comida tendrás menos tiempo de ejercitarte por lo que tendrás que aumentar la intensidad del entrenamiento.

Expertos han comprobado que una sesión corta de entrenamiento de alta intensidad llega a tener los mismos beneficios que una hora de ejercicio moderado: potencia el consumo de calorías, mejora el metabolismo, entre otras cosas. De hecho, si te resulta muy pesado, puedes alternarlo con caminata o un entrenamiento más leve que puedas realizar al aire libre.

Para llevarlo a cabo, es importante que estés organizada y preparar todo desde una noche antes para que aproveches el tiempo al máximo. También tienes que planificar tu alimentación, ya que no puedes entrenar sin haber comido o minutos después de ingerir alimento, por lo que puedes hacer una merienda al medio día o al final de la mañana y otra más una o dos horas después del entrenamiento.

Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr