Lo que dice la forma de vestir de nuestra personalidad

forma de vestir (1)

Nuestra forma de vestir revela mucho de nuestra personalidad. Esta, al igual que el lenguaje corporal, pueden decir cosas que, a pesar de estar implícitas le dan a las demás personas las armas suficientes para saber cómo somos realmente.

Y no, lejos de lo que piensas nada tiene que ver con seguir el estilo arriesgado de Kim Kardashian o el clásico de Emma Watson. Sino de los aciertos –o desaciertos- que cometemos al momento de vestirnos para nuestra vida diaria.

Las prendas que elegimos al momento de vestir, como señalamos antes, hablan de nosotros. Esta no solo es una creencia popular, sino que también ha sido objeto de diversos estudios antropológicos. Pero sin profundizar tanto, estas son algunas de las conclusiones generales a las que se han llegado.

Nuestra forma de vestir y lo que revelamos

forma de vestir (3)

Algo que la ciencia confirma y que es creencia universal, es que cuando vestimos de rojo, atraemos más a los hombres. Lo mismo sucede si ellos lo hacen. Esto pasa porque los tonos rojizos son sinónimo de atracción física y sexual.

El rojo no es el único color que transmite sensaciones cuando lo llevamos. De hecho, la persona que viste tonos oscuros tiende a transmitir la idea de que tiene tendencias neuróticas.

Otro aspecto, es acerca de la gente que viste prendas más juveniles, obviamente sin llegar al extremo. En muchos casos, quien lleva este tipo de prendas luce mucho más sano y esbelto de lo normal.

Los diversos estilos, también transmiten más de lo que podríamos imaginar. Quien viste ropa de oficina o muy formal, demuestra ser alguien responsable y consciente de las diversas situaciones a las que se enfrenta. Por su parte, quien viste de manera informal o poco convencional, suele ser una persona extrovertida y abierta a vivir nuevas experiencias.

forma de vestir (2)

Sin embargo, nuestra forma de vestir también puede mostrar aspectos negativos de nuestra personalidad. Uno de estos, es lucir prendas con escotes pronunciados o que enseñen de más, ya que estas denotan narcisismo o egocentrismo.

Por otra parte, a la mayoría de las personas nos gusta lucir ropa de firma o cara, ya que nos da la ilusión de que pertenecemos a una clase social alta, lo que implica mejor trato por parte de los demás. Hacer esto, es algo meramente aspiracional.

Aunque no lo creas, nuestra forma de vestir también influye en nuestro comportamiento. Cuando vestimos formalmente, somos más meticulosas y cuidadosas con lo que hacemos. Si vestimos informales, tenemos una actitud más relajada y si usamos un atuendo sexy, nuestra seguridad aumenta.

Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr