Ingiere un desayuno balanceado con estas ideas

Seguramente has escuchado decir que el desayuno es la comida más importante del día, por consiguiente, como éste determinará el resto de tu energía y estado de ánimo, debe de ser un desayuno balanceado. Si aún no sabes cómo, nosotras te ayudamos.

desayuno-balanceado (2)

Antes que todo, debes saber que un desayuno equilibrado debe contener estos grupos de alimentos:

  • Una porción de hidratos de carbono –pan integral o cereales integrales-
  • Grasas saludables –aceite de oliva o aguacate-
  • Proteína –jamón, atún, salmón, huevo-.
  • Además, es bueno acompañarlo con leche y fruta.

Respecto a la fruta, la puedes ingerir de dos maneras: en zumo o entera. No obstante, al hacerlo entera, sentirás que te saciarás más por su mayor contenido en fibra. Aunque si deseas el zumo, lo máximo que puedes usar son 3 piezas de fruta.

desayuno balanceado (3)

A continuación te presentamos algunas ideas para que agregues a tu menú:

  • Un vaso de leche deslactosada acompañado de dos tostadas de pan integral con aceite de oliva. Añádeles jamón serrano o aguacate. Además obviamente de jugo de naranja.
  • Una infusión de té rojo con copos de avena, endulzante stevia y una taza de frutos rojos. Puedes acompañarlos con un pan de avena, manzana o canela.
  • Dos piezas de pan tostado integral con aguacate, un vaso de leche deslactosada y una taza de papaya en trozos.
  • Una pieza de fruta, una rebanada de pan integral, tomate rebanado y 30 gramos de pollo y una taza de té o de café con leche deslactosada.
  • Una taza de cereales con una pieza de fruta. Puedes añadirle yogurth o 3 cucharadas de queso cottage.
  • Un smoothie de frutos rojos. Incluye: 3 fresas, un puño de arándanos, 5 frambuesas, leche deslactosada, 40 gramos de avena. Puedes añadir nuez o semillas de chía.
  • Dos rebanadas de pan tostado integral con aguacate, queso cottage y granos de granada, acompañados de un zumo natural de frutas.

desayuno balanceado (1)

Las siguientes opciones puedes acompañarlas con café o té con leche –puede ser leche de avena-, un jugo verde y una pieza de fruta fresca.

  • Pan de centeno con aguacate y germinados, un huevo revuelto y tomate deshidratado.
  • Pan integral con aceite de oliva, tomate deshidratado y una rebanada de jamón de pavo o serrano.
  • Pan integral con mantequilla y una taza de frutos secos.
  • Un bol de quinoa, verduras, frutos secos y cilantro.
Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr