Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados

Aparatos que consumen electricidad aun estando apagados

Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Telemundo
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: vix.com
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Rock&Pop
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Xombit
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: YouTube
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Zeo
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Aprendiendo a Vivir
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Brillante Iluminación
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Dribbble
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: El Comercio Perú
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: medium.com
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Mercado Libre México
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: revistagadgets.com

 

 

Irónicamente los aparatos electrónicos que utilizamos pueden consumir importantes cantidades de energía estando apagados. Esto debido a que cuando oprimimos el botón de “apagado” realmente sólo estamos poniendo en “reposo” el aparato.

Para poder minimizar el gasto de energía y tener un verdadero ahorro en nuestro recibo de luz, debemos desconectar los aparatos electrónicos que no estemos usando e incluso los que usemos esporádicamente a lo largo del día.

Obviamente hay electrodomésticos como el refrigerador que no podemos desconectar, pero hay muchos más que si podemos y que haciéndolo ayudaría a nuestra economía.

Cargador del celular:

Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Brillante Iluminación
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados.
Imagen de: Brillante Iluminación

Aunque el cargador consume a penas 0.26 vatios por hora, esa cantidad multiplicada por los días y horas a la semana que lo dejamos conectado sin usar puede empezar a afectar en tu recibo.

Además esto podría reducir la vida de tu cargador, pues no deja de recibir energía.

 

 

Televisión:

Como mencionamos, la televisión es de los principales aparatos que al oprimir el botón de apagado, simplemente la ponemos en modo de espera.

El televisor común apagado consume unos 2.88 vatios mientras que los televisores LCD, la mitad. Aunque si tienes una televisión de plasma, en uso puede llegar a gastar cerca de tres veces más que con las de LCD.

La T.V es la segunda fuente de gasto de energía después del refrigerador.

 

Decodificador para la televisión digital:

Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Rock&Pop
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados.
Imagen de: Rock&Pop

Al igual que la televisión, las cajas digitales siguen trabajando después de oprimir el botón de apagado.

Los distintos modelos implican diferentes consumos, sin embargo, el cable con grabador de video es el que más electricidad consume, a pesar de estar “apagado”. Podría gastar hasta 43.4 watts por hora.

Según el cálculo publicado en ‘New York Times‘, estos aparatos gastan en modo “espera” casi tanto como cuando están siendo usados, incluso pueden consumir hasta tres veces más que una lavadora, y “apagados”, hasta cuatro veces más.

 

Computadora de escritorio:

Con sólo estar enchufada consume 2.8 vatios. En modo ‘en espera’, su consumo puede elevarse a 21.1 vatios. Y si simplemente está encendida sin hacer nada, el gasto eléctrico puede llegar 73.9 vatios (aunque el monitor se encuentre apagado).

Laptop:

Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: Xombit
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados.
Imagen de: Xombit

Si la laptop la mantenemos conectada puede llegar a consumir hasta 8.9w por hora. En modalidad “suspendida” puede elevarse hasta 15.7 watts por hora.

De igual modo y como el cargador del celular, el de la laptop puede sufrir o disminuir su tiempo de vida al recibir carga todo el día o por muchas horas.

Microondas:

Este aparato electrodoméstico consume 3.8 vatios cuando no se está usando pero se tiene enchufado, aunque lo más curioso es si se deja la puerta abierta, ya que puede consumir ocho veces más (25 vatios).

Cafetera:

Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: revistagadgets.com
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados.
Imagen de: revistagadgets.com

Tu cafetera debería estar encendida sólo cuando te hagas un café, ya que consume poco más de 1w/hora estando sin uso.

Equipo de sonido:

Sólo con estar enchufado, el equipo de sonido consume 8.3 vatios. Si incluye luces, reloj digital y se mantiene encendido, el consumo puede llegar a 14,4 vatios.

Otros ladrones de energía:

Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: YouTube
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados.
Imagen de: YouTube

Todos los aparatos con temporizador pueden ser grandes consumidores de energía y, también el teléfono inalámbrico y las consolas de videojuegos, son otros importantes consumidores de energía.

En el reloj del teléfono podemos ver que el aparato está consumiendo energía, pero si cuenta con contestadora el consumo se eleva hasta 2,9w/hora.

Las consolas por su parte consumen cerca de 1w estando “apagada”, pero enchufada y en modalidad “lista para usar”, se eleva a 23.3w y eso sin contar con el monitor.

Haz un cambio

Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados. Imagen de: vix.com
Aparatos que consumen electricidad aún estando apagados.
Imagen de: vix.com

Muchos de los aparatos que tenemos conectados a una toma de corriente no los usamos, sin embargo, estos consumen energía que se refleja en nuestro recibo. Ser más conscientes y hacer un cambio de hábitos y mentalidad es una mejor forma de usarlos.

Además desenchufando los dispositivos que no usamos, contribuiremos a la conservación del planeta, pero sobre todo a una mejora en nuestra economía.

También podría interesarte: Errores que acortan la vida de nuestro ‘smartphone’.