Así cobro vida Cmujer… Aquí nuestra historia

Iniciar un proyecto es algo que puede causar muchas emociones, desde alegría, ilusión y felicidad hasta estrés, miedo y angustia… El control de las emociones sin duda es algo que puede jugar a nuestro favor o en nuestra contra, esto y más, fue parte de las enseñanzas que nos llevamos cuando decidimos iniciar con este proyecto, que ahora es una realidad (Cmujer.com.mx), y que gracias a ustedes se convertirá en algo mayor.

Hoy te contaremos nuestra historia…

La idea de tener un sitio en el cual podamos hablarle a mujeres como nosotras era lo que nos motivaba cada día a intentarlo. A diario nos preguntábamos cómo sería tener un sitio, página o portal, en el cuál podamos encontrar temas diversos y de importancia para las mujeres, pero que además esté enfocado en ayudarlas resolviendo dudas y preguntas frecuentes, además de servir como un alternativa para elegir mejor al momento de comprar.

Basadas en esa clara idea, decidimos exponer un proyecto a quienes creímos podían ayudarnos a hacerlo realidad. Siempre creímos en nosotros y en su apoyo, pero sabíamos que sin duda íbamos a tener que exponer fuertes e inteligentes argumentos para convencerlos de que es una buena idea.

Las primeras impresiones no parecían ser las más favorecedoras, pero bien dicen que uno no debe quitar el dedo del renglón.

Más cerca de la meta…

Poco a poco aprendimos a hacer más sólidos nuestros argumentos y cada vez más personas nos brindaron su apoyo.

Elegir un nombre para el sitio y los temas que presentaríamos, no parecía tan complicado. Sin embargo, no fue tan fácil como parecía. En nuestras juntas las lluvias de ideas eran productivas, pero cada una de nosotras tenía ideas que en ocasiones nos ponían en extremos; era necesario llegar a un acuerdo y lo más pronto posible pues el tiempo corría.

¡Lo logramos! Decidimos el nombre (Cmujer) y las categorías que tendríamos, pero aún teníamos que elegir imagen, colores, campañas publicitarias y demás para hacer realidad el “sueño” -tener un sitio de y para mujeres- .

Trabajando empezamos a notar cómo cada día llegaban más pendientes, más retos y algunos peros. Hubo cansancio y preocupaciones. Trabajamos más firme.

En cuestión de días Cmujer comenzó a tomar forma y así en las últimas semanas perdimos la noción del tiempo. No obstante, el esfuerzo y dedicación valieron la pena en todo momento.

Hubo presión, juntas de trabajo, revisiones y más juntas. Todo, cargado también de momentos amenos, divertidos y llenos de compañerismo. Y sí también de ese humor y picardía que sólo aflora entre nosotras.

¡Ah! y como anécdota divertida podemos mencionar la primera sesión de fotos que realizamos en la cual tuvimos muchas risas antes, durante y después. Contactar a las protagonistas, convencerlas y ajustar sus horarios. Luego, literal, echarles porras para que logren la pose deseada. Además de coordinar los esfuerzos de todos los involucrados.

La realización de este proyecto ha sido todo un aprendizaje y un recuento de enriquecedoras experiencias, sin embargo, cada momento se convirtió en algo especial que no podíamos dejar de compartir con ustedes nuestras mujeres con “C”.

Ahora te hemos contado nuestra historia y lo que más deseamos es que nos compartas la tuya, estamos seguras que muchas mujeres se identificarán o se unirán a tu sentir. Puede ser de cualquier evento que haya sido importante para ti: tu primer empleo, cómo lograste abrir tu negocio, cómo te convertiste en mamá o cómo superaste alguna decepción.

Recuerda que Cmujer es tu sitio y en él siempre encontrarás el espacio, consejo o recomendación que necesites porque somos mujeres con “C” de compromiso con nuestras lectoras.

Sé una mujer con "C" de Cmujer.
"C" Cariñosa
"C" Cautivadora
"C" Creativa