Bajar de peso con la ayuda de la mente

Bajar de peso con la ayuda de la mente

Bajar de peso con la ayuda de la menteImagen de: Inspirulina.com
Bajar de peso con la ayuda de la mente.Imagen de: Nutrición Sin Más
Bajar de peso con la ayuda de la mente.Imagen de: Pinterest
Bajar de peso con la ayuda de la mente.Imagen de: Ámbito Financiero
Bajar de peso con la ayuda de la mente.Imagen de: eldiariodelanena.com

 

Llegar al peso ideal puede complicarse, sobre todo cuando estamos acostumbrados a pensar de forma negativa, y antes de iniciar con nuestro cambio ya nos estamos saboteando.

Esto se pone peor cuando a nuestro pensamiento negativo le sumamos la palabra “dieta”, lo cual en automático nos pone en un estado de total sufrimiento.

Aunque todo el mundo sabe que para bajar de peso se necesita una buena alimentación y ejercicio, un cambio de pensamientos también es de gran ayuda, ahora te decimos cómo bajar de peso con la ayuda de tu mente.

No a la dieta

Bajar de peso con la ayuda de la mente.

Aunque suele ilógico al hacer dieta, no debemos hacer dieta. Lo correcto es pensar que nos encontramos en un “cambio de hábitos alimenticios”.

Recuerda que todo cambio debe darse paulatinamente, ya q edad y, deseos de consumir alimentos que afecten nuestro peso.

Borra de tu mente la palabra “dieta”, porque siempre estará relacionada con malos momentos.

 

De la vista nace el amor

La mente recibe con mayor influencia las imágenes por lo que estimularla con comida saludable puede ser una manera más sencilla para comer de forma más balanceada.

Inicia cambiando de sitio los alimentos chatarra y cargados de grasas, dulces y harina, colócalos fuera de tu vista; en su lugar colocar frutas y verduras.

 

Rompe la idea de amigos igual a comida

Bajar de peso con la ayuda de la mente.
Imagen de: Ámbito Financiero.

En la mente tenemos con claridad la idea los amigos son los “culpables” de que comamos alimentos que sabemos que son poco sanos y perjudiciales, sin embargo esa solo es una excusa, ya que si realmente son nuestros amigos jamás nos obligaran a hacer algo que nos perjudique, incluso mostraran comprensión y solidaridad.

Si a pesar de esto sigues usándolos como pretexto para romper la dieta, será mejor que tú mismo reconsideres tus objetivos y opciones, sobre todo la idea de que ir a reuniones es sinónimo de mal comer.

Aprende a controlar la ansiedad y el impulso

Tanto la ansiedad como el impulso son dos problemas que debemos aprender a controlar, ya que ambos provocan que se tenga atascones de comida, pero sobre todo que se considere a la comida como la solución a los problemas.

Aunque la ansiedad y el impulso requieren de la ayuda de un especialista, nosotros mismo podemos empezar a vencerla con la ayuda de ejercicios y un cambio en nuestro estilo de vida. Algunas técnicas básicas de respiración y relajación serán de mucha ayuda.

 

Usa la imaginación

Bajar de peso con la ayuda de la mente.
Imagen de: eldiariodelanena.com

El poder de la imaginación es otro factor que podemos utilizar para reducir medidas y masa corporal. Por su amplitud podemos usarla en muchas circunstancias, por ejemplo podemos imaginarnos un plato de comida en el cual las verduras sean abundantes, coloridas e incluso pensar en un olor y sabor apetecible.

Otro ejemplo sería, imaginar alguna comida poco saludable, tantas veces posible para que al tenerla enfrente sintamos cierto disgusto hacia ella o en el menor de los casos menor  antojo.

El poder de la mente puede ser de gran ayuda al momento de querer bajar de peso o hacer un cambio de hábitos alimenticios.

Ten presente que mientrás más habituemos nuestros pensamientos hacia la comida sana, más fácil será poder emprender nuestro cambio y avanzar hacía nuestro objetivo de comer más sano.

También podría interesarte: Fitness emocional: la actividad para tener el cuerpo y la mente sana.