¿Por qué es bueno tomar un carajillo después de comer?

Los problemas de digestión van de menor a mayor grado; todos tienen soluciones diferentes, pero sobre todo, formas de prevenirse. Lo que pocos saben es que el alcohol, en cantidades justas, es un digestivo ideal después de una comida saturada. El carajillo es uno de los digestivos preferidos porque, además de eficaz, tiene un sabor irresistible.

¿Qué es el carajillo?

El café carajillo es una bebida que combina café con brandy u otros tipos de alcohol. Esta receta se originó en Cuba durante la colonia española y, por ello, también es una bebida típica de España que suele servirse como digestivo en un vaso pequeño. Depende de la región su forma de preparación y el destilado utilizado; normalmente se sirve flameado y con azúcar aparte para agregársela al gusto.

carajillo receta preparación
¿Por qué el carajillo es un digestivo?

¿Por qué dicen que el carajillo es uno de los mejores digestivos?

Se toma después de las comidas porque su mezcla tradicional favorece el proceso que el sistema digestivo lleva a cabo después de ingerir alimentos. Además, los ingredientes de esta bebida le dan confort al estómago y satisfacción al paladar.

Receta del carajillo

  • Prepara café de grano en una cafetera u olla.
  • Sírvelo en un vaso de cristal, dejando una cuarta parte vacía para añadir el licor.
  • Agrega la bebida que más te guste (brandy, coñac, whisky, anís, aguardiente, orujo, ron, baileys, etcétera).
  • La cantidad de licor que agregues varía dependiendo de qué tan cargado, dulce o fuerte te guste el café.
  • Finalmente, puedes agregar azúcar al gusto.

Dato: Originalmente se preparaba quemando brandy junto con granos de café y corteza de limón, para después mezclar el café con los otros ingredientes y colarlo; pero por practicidad se ha modificado la receta.

Cómo se prepara el carajillo receta preparación
Beneficios del carajillo en la salud

Otras opciones de preparación del carajillo

  • Prepáralo con café soluble en agua caliente.
  • Utiliza cápsulas de café cargado, normal o descafeinado.
  • Mézclalo con capuchino, latte, café bombón o el de tu preferencia.
  • Guíate por porcentajes: 75 % café y 25 % alcohol.

Te recomendamos también: Razones para tomar vino al menos una vez por semana