Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos

Castigos que los padres implementan

Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: Crecer Feliz
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: Educando con amor
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: Expansión
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: mejor con salud
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: Review Magazine
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: tabascohoy.com

Reprender a los hijos también es parte de la educación que se le debe dar, sin embargo, algunos castigos que los padres implementan son incorrectos u obsoletos, pues la gran mayoría aplican los castigos que recibieron de sus padres cuando eran pequeños.

Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: Educando con amor
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué?
Imagen de: Educando con amor

Además, no debemos olvidar que un castigo debe ayudar a corregir el comportamiento del niño, pero sobre todo hacerle ver qué acciones son correctas y cuales no, por lo que si el castigo no aporta esta enseñanza entonces no vale la pena ejercerlo.

Buscando sobre educación hacía los hijos, encontramos algunos castigos que son un error seguir aplicándolos. El por qué son incorrectos te lo decimos a continuación.

Nalgadas

Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: Review Magazine
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué?
Imagen de: Review Magazine

Es quizás el método de castigo más antiguo y podría ser contraproducente. Además no servirá para cambiar el comportamiento del pequeño.

Lo que sí podría generar es, la mentalidad de violencia ligada a conductas incorrectas o hacer que el niño vaya formándose una personalidad más difícil de corregir.

Lo más recomendable es llamarle la atención ejerciendo un tono de voz firme, pero sin gritar, postura rígida y mantener una actitud seria para hacerle notar el descontento aunque sin parecer incomprensible, para evitar que el niño se disculpe o quiera pedir ayuda.

Evitar la culpabilidad

Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: Expansión
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué?
Imagen de: Expansión

Hacer sentir culpable al pequeño no es una forma de hacerle notar su mal comportamiento.

Lo mejor es hacer que el niño entienda que sus actos tienen consecuencias y que de ellos depende lo bueno o malo que le suceda.

Pero si el niño no comprende, será necesario buscar ayuda de un profesional, ya que sólo él podrá detectar dónde está el desajuste y brindar soluciones para el niño y los padres.

Prohibir sus emociones

Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: mejor con salud
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué?
Imagen de: mejor con salud

Sin importar la edad o sexo del niño no debemos prohibirles expresar sus emociones, pues muchos niños pueden llegar sentirse tristes o con ganas de llorar al darse cuenta de su mala conducta.

Además la educación basada en la ocultación de emociones para “endurecer” el carácter del pequeño solo puede generar resentimiento y una personalidad reprimida.

Es preferible dejar que se expresen y enseñarles a entender lo que les ocurre para que aprendan a gestionarlo. Así mismo, enseñarles sin culpabilidad, lo que es correcto y lo que es incorrecto.

Utilizar chantajes

Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué? Imagen de: tabascohoy.com
Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos ¿Sabes por qué?
Imagen de: tabascohoy.com

Condicionar el comportamiento de los hijos para que tengan una buena conducta sólo provocará que los niños se sientan presionados y que actúen con miedo o contra su voluntad, lo que a su vez generará sentimientos negativos.

Los castigos basados en chantajes podrían interpretarse como acciones que los padres quieren que se hagan solo por voluntad y no para que el niño comprenda que actuó mal y esa acción tuvo una consecuencia.

Además los niños pueden llegar a sentirse engañados, decepcionados y hasta podrían perderle la confianza a sus padres.

Antes de castigar a base de chantaje, es bueno preguntarse si deseamos educar a nuestros hijos para que nos obedezcan únicamente movidos por el miedo o si realmente buscamos que entienda por qué deben comportarse correctamente.

Sin lugar a dudas educar a los hijos no es tarea fácil pues nadie nace sabiendo ser padre ni mucho menos trae consigo un instructivo, pero debemos de pensar con detenimiento en la forma de educar a los pequeños, sobre todo al momento de disciplinarlos, que es donde podemos encaminarlos hacia un cambio de actitud positivo o aún más negativo.

También podría interesarte: Las familias mexicanas educan con violencia según la UNICEF.

Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr