El cerebro es el responsables de amor, no el corazón

El cerebro es el responsables de amor, no el corazón. Imagen de: Rotativo de Querétaro
El cerebro es el responsables de amor, no el corazón. Imagen de: YouTube
El cerebro es el responsables de amor, no el corazón. Imagen de: Las Estrellas

 

Además de sustancias como serotonina, adrenalina, oxitocina y vasopresina, que conforman la fórmula del amor, en las relaciones de pareja intervienen diversas áreas cerebrales y neurotransmisores, que propician distintas emociones y que son las bases para el desamor.

El académico de la Universidad del Valle de México, Sergio Gustavo Zúñiga Sánchez, comentó que hoy se sabe que el cerebro (y no el corazón) es el que puede tener el “flechazo” de cupido, cuando son sintetizados y liberados distintos neurotransmisores dentro del propio cerebro y al torrente sanguíneo.

 No te olvides de leer: Sorpréndete con los beneficios de enamorarse

Los neurotransmisores que intervienen en la “formula del amor

Zúñiga Sánchez detalló que los neurotransmisores son sustancias químicas creadas por el cuerpo que transmiten o envían información desde una neurona hasta la siguiente a través de unos puntos de contacto llamados sinapsis.

Entre los neurotransmisores más estudiados y sus funciones en la fórmula del amor, están

 

La serotonina

Que es sintetizada a partir del triptófano, un aminoácido que no es fabricado por el cuerpo, por lo que debe ser aportado a través de la dieta. Se le reconoce como la hormona de la felicidad y los niveles bajos de esta sustancia se asocian a la depresión.

 

La dopamina

Está involucrada en las conductas adictivas y sensaciones placenteras, aunque, también se vincula a los movimientos musculares, la memoria y el aprendizaje.

 

La adrenalina

Es una hormona asociada a mecanismos de supervivencia, que permite reaccionar de manera adecuada ante una situación de estrés, por ello regula también la presión arterial, frecuencia respiratoria y mantiene a la persona alerta y sensible a distintos estímulos del medio ambiente.

 

La oxitocina

Es un neuropéptido que se produce en el hipotálamo y se dirige a la hipófisis, glándula que la libera para expulsar la leche materna cuando la madre ofrece la lactancia a su hijo, es la responsable de las contracciones uterinas durante el parto.

Sin embargo, y de acuerdo con un comunicado de la UVM, se libera durante diversos aspectos sociales como una comida agradable, el placer durante el orgasmo o incluso durante el desarrollo de vínculos afectivos o el crecimiento de los niños.

En el enamoramiento, describió el experto, la vasopresina incrementa la preferencia por la pareja, los niveles de cortisol, la atracción y la presión arterial.

También se le nombra hormona antidiurética, y es producida por el hipotálamo, regula la concentración de orina y su excreción de ésta por medio de los riñones, su actividad influye de manera directa en la tensión arterial.

Después de conocer la función de los neurotransmisores que influyen en el amor podrás darte cuenta que el corazón solo alberga sentimientos pero quien detona si es amor o no es el cerebro.

*Con informción de Notimex

También podría interesarte: Vasopresina, la sustancia responsable de sentir celos