5 hábitos que te ayudarán a ahorrar dinero en 2022

Ahorrar dinero es ideal, ya que te permite realizar proyectos que tenías planeados hace tiempo y organizarte para saber en qué momento lograrás cumplirlos. Es un hábito muy positivo que tu futuro “yo” te agradecerá.

Otro aspecto positivo del ahorro es que, si en algún momento necesitas solicitar un mini préstamo online en instituciones financieras como Creditea, contar conahorros puede servirte para estar 100% seguro que tus hábitos financieros te ayudarán a no caer en mora y sacar provecho de las condiciones de tu préstamo.

No se necesita mucha ciencia; para ahorrar dinero solo requieres de mucha disposición, responsabilidad y compromiso

Cómo ahorrar dinero | 5 hábitos que te lo permiten

En este artículo nos gustaría platicar sobre 5 hábitos que puedes comenzar a adquirir para ahorrar dinero, y de esta forma cumplir tu propósito o meta.

1. Ten una meta o fin por el cual ahorras

Es posible que ahorrar por el mero hecho de ahorrar no sea suficiente para mantenerte enfocado en separar un pequeño monto de tu ingreso recurrente cada mes. Tener un objetivo detrás, como por ejemplo, ahorrar para pagar los estudios de tu hijo, o para comprarte un sofá o un coche, será la clave para recordarte a ti mismo que el ahorro es necesario y que no hacerlo no está en discusión.

Una vez que hayas alcanzado esa meta, ponte otra para siempre tener que alcanzar un objetivo determinado y que no se te quite el hábito de ahorrar mes a mes.

2. Ahorra siempre a principios de mes

Para asegurarte de que podrás ahorrar cada mes, separa un porcentaje de tu sueldo o ingreso a principios de mes. De esta forma, no tendrás la excusa de que no has podido ahorrar porque no te sobró dinero a finales de mes.

Este hábito te ayuda a mantenerte constante y enfocado en tener que ahorrar un dinero que hayas definido en base a tu sueldo, de forma recurrente para finalmente cumplir con ese objetivo que te habías planteado.

3. Abre una cuenta adicional para acumular tu dinero ahorrado

Ahora que tienes una meta y comienzas a ahorrar a fin de mes, ver ese dinero acumulado en tu cuenta puede resultar tentador. Es posible que no puedas soportarlo y finalmente termines usándolo para comprarte unos zapatos que te han enamorado, haciendo que te olvides de lo que realmente importa: tu objetivo final.

Para evitar esta tentación, separa ese dinero que ahorras mes a mes en una nueva cuenta bancaria, como una cuenta de ahorro. De esta forma, tu dinero ahorrado se acumula allí y te aseguras de que sea intocable.

Con el paso de los días, notarás que tu ahorro incrementa y que con ello, podrás hacer muchas cosas nuevas

4. Lleva un control de tus gastos

Anota todos tus ingresos y gastos para llevar un control de los mismos. Este hábito te permitirá definir qué gastos has tenido en el mes, cuáles han sido esenciales y cuáles podrías haber evitado. De esta manera, el próximo mes serás consciente de este gasto innecesario y serás más cuidadoso.

Lleva un control de tus gastos para que no tengas que usar ese porcentaje de ahorro definido a principios de mes porque te has quedado sin dinero en tu cuenta debido a gastos compulsivos e innecesarios.

5. Compra bienes necesarios, y evita gastar en algo que no necesitas

Los gastos compulsivos son tu gran enemigo. Evita comprar bienes que guardarás o dejarás a un lado sin darle un verdadero uso. Pon foco en los bienes necesarios como por ejemplo los alimentos.

En el caso de que quieras darte un gusto, hazlo pero siempre teniendo un control del dinero que necesitas para comprarte ese bien tan querido y asegúrate de que llegarás a fin de mes sin problemas.

No uses el monto ahorrado para comprar algo que no sea necesario. Deberías destinar ese dinero para pagar eso que te has propuesto desde el principio, así que recuerda dejar ese monto a un lado y antes de comprar algo por capricho, hazte la pregunta: “¿lo necesito realmente?”.

Tal vez te interese: 10 formas sencillas para ahorrar dinero rápidamente

Si necesitas una ayuda adicional para ahorrar dinero…

Tu objetivo o meta final está a punto de cumplirse pero te gustaría darle un pequeño impulso y terminar de pagar eso que tanto deseabas con una ayuda extra. En este caso, además de usar los ahorros que generaste con tanta paciencia mes a mes, puedes combinarlo con un préstamo rápido de entidades financieras como Creditea.

Si lo haces de esta forma, asegúrate de que tu sueldo o ingreso recurrente te permita afrontar la deuda del préstamo en el tiempo de devolución previamente acordado por ambas partes.

Recuerda que si no puedes devolver el monto solicitado con sus intereses correspondientes en el plazo establecido, además de generarte un dolor de cabeza, tu historial crediticio pasará a ser negativo. Esto puede perjudicarte en gran medida si en el futuro quisieras solicitar otro mini préstamo debido a una urgencia o necesidad.