Cinco maneras de cocinar saludables, ricas y sencillas

Cinco maneras de cocinar saludables, ricas y sencillas.

Cocinar es una de las principales aficiones de muchas mujeres mexicanas. Diariamente elaboran recetas tradicionales de lo más sabrosas, desde sopa de lima que es ideal a modo de entrante hasta los típicos nachos y, por supuesto, las enchiladas que tanto gustan.

A la hora de cocinar existen varias posibilidades, aunque no todas ellas son saludables. Afortunadamente cinco de ellas sí se caracterizan por no ser nocivas para tu salud, así que si las pones en práctica disfrutarás de cada comida sin remordimientos por la posibilidad de haber empeorado con ellas tu propio bienestar y el del resto de comensales.

Freír

La fritura tradicional que por desgracia está muy arraigada en México no es nada saludable, sino todo lo contrario, sea cual sea el tipo de aceite que se emplee para llevarla a cabo. Por suerte, hay una alternativa que acaba por completo con las grasas saturadas de los aceites, los cuales no se utilizan. Nos referimos a hacer uso de una freidora de aire.

Con este electrodoméstico solamente se requiere aire caliente para freír. La lista de elementos que pueden pasar a formar parte de este tipo de frituras saludables es muy amplia, aunque los que se introducen más habitualmente son las papas. Y no es para menos, puesto que posteriormente pueden introducirse en deliciosas recetas, ejemplificándolo las papas con jitomate.

Al listado hay que sumar croquetas, anillas de calamar, churros, buñuelos y mucho más. Las alternativas son casi infinitas, pero ¿qué pasa con el resultado? Evidentemente al no utilizarse aceite el sabor no es el mismo que con una fritura convencional. Para lograr que sea casi idéntico algunos usuarios echan aceite en spray.

De esta manera, sea cual sea el plato que cocines con la freidora de aire, tendrá un sabor muy parecido al que se obtiene friéndolo directamente con aceite. Sin embargo, la diferencia será abismal en términos de salud: con el spray habrás echado poquísima cantidad, mientras que con el método tradicional habrías interiorizado una gran cantidad de kilocalorías y grasas saturadas.

Tostar

El pan está muy presente en las recetas mexicanas. Y no es para menos, puesto que muchos de los platos incluyen salsas, las cuales son deliciosas si se mojan en rebanadas de pan. El mismo suele ser tostado.

La acción de tostar es extremadamente saludable, puesto que tanto si se hace con el pan como con cualquier otro producto alimenticio, solo se emplea el calor. En líneas generales las mujeres de México suelen preferir hacer uso de una tostadora, aunque hay algunas que utilizan el horno o incluso el fuego.

En los tres casos el resultado deseado es el de que el pan u otro alimento pase a estar crujiente. Eso sí, para que esta manera de cocinar sea saludable de verdad, es esencial que no se queme. Por ejemplo, si se trata de pan y pasa a tener en la superficie el típico aspecto ennegrecido de haberlo tostado demasiado, dicha capa ha de ser eliminada con la ayuda de un cuchillo con el que raspes la parte afectada.

Asar

Desde tiempos inmemoriales asar es uno de los tipos de cocina que más gusta a las mexicanas. A las mismas les encanta cocinar platos como la carne asada a la tampiqueña.

Al aprovecharse el calor, esta técnica puede recordar a la de tostar, pero lo cierto es que son muy distintas. Cuando se tuesta el pan u otro alimento generalmente se quiere obtener un resultado rápido. Con el asado es todo lo contrario.

Sea cual sea el alimento que vayas a asar, conviene que esté mucho tiempo en la barbacoa o en el elemento que utilices para la cocción. Poco a poco la elevada cifra de grados va trasladándose al producto alimenticio.

Se trata de una manera de cocinar realmente saludable, aunque has de poner en práctica algunas medidas de seguridad a modo de prevención. Al requerir que los productos estén cerca del fuego o de las brasas si utilizas una barbacoa, se requieren guantes, pinzas y otros elementos similares.

Hornear

Existen varios tipos de calores, pero el seco es uno de los que mejor les sientan a ciertos alimentos. Las mujeres mexicanas lo saben, así que por eso no dudan en llevar a cabo este tipo de cocina. Y no es para menos, puesto que con ella elaboran recetas tan apetitosas como la del pollo en achiote.

Deshidratar

Conseguir que el sabor de un alimento sea si cabe más potente, una característica muy deseada por los mexicanos en general, no es complicado. De hecho, puede conseguirse sin incurrir en métodos poco sanos. Así lo demuestra la acción de deshidratar, la cual suele efectuarse con productos como las hortalizas y las frutas, debiendo cortarlas previamente en trozos de pequeñas dimensiones.

Conviene destacar el hecho de que estos cinco tipos de cocina tan saludables pueden realizarse con un único electrodoméstico. Hablamos de los hornos con freidora de aire, habiéndose analizado los mejores modelos del mercado en esta comparativa.-I.S.

Lee aquí: Recetas de postres sin horno fáciles de hacer