Comercio electrónico ¿Qué es y cómo funciona?

Hace ya algunos años que el comercio electrónico está en crecimiento, la llegada de la pandemia aceleró los procesos y se transformó entre las opciones predilectas entre los consumidores.

El comercio electrónico también denominado “e-commerce” es la actividad comercial efectuada por internet.

A partir de la pandemia generada por el COVID-19 la manera de comprar y vender cambió por completo los comportamientos de las personas, las compras online y la facilitación de recursos de las entidades financieras hicieron que este modo de comerciar se instale definitivamente.

Es por esto que cada vez más marcas se inclinan a tener un formato online como base para su negocio.

¿Sabes qué es, cómo funciona y para qué sirve el comercio electrónico?

¿Cuáles son las ventajas?

Una de las ventajas es que una tienda online facilita el acceso a clientes que no podrían acceder a tu negocio si este solo funcionara en una tienda física.

 Tener una tienda online hace accesible tu producto a potenciales clientes de cualquier rincón del planeta. La disponibilidad también es un punto importante, a diferencia de las tiendas físicas, los comercios electrónicos no tienen horario de apertura o cierre.

Si nuestra tienda está anclada en un buen servidor de internet, no vamos a tener problemas en cuanto a la cantidad de clientes que pueden acceder simultáneamente a nuestra tienda, lo que favorece nuestra perspectiva de crecimiento.

Debemos tener en cuenta que, en la actividad comercial online, los consumidores pueden acceder a multiplicidad de beneficios y variedad de productos.

Algunas entidades financieras ofrecen ventajas para las compras online, promociones Mastercard y otros beneficios exclusivos para formas de pago electrónico, de modo que es muy importante atender a estas cuestiones.

Ser eficaz y poder brindar variedad y facilidades para acceder a los productos es un aspecto de suma importancia.

¿Cómo crear una tienda online?

Lo primero que debemos definir es cuál va a ser nuestro producto. Algo útil en este sentido es tomarnos el suficiente tiempo para conocer las opciones que ya están disponibles en el mercado, y lo que los consumidores están buscando adquirir. De esta manera podremos evaluar en qué sector nos sentimos más confortables para comenzar nuestro negocio.

Una tienda electrónica no está exenta de obligaciones legales; de modo que un correcto asesoramiento en este aspecto, es muy importante para que no haya obstáculos y nuestro negocio pueda crecer y desarrollarse.

Aspectos a tener en cuenta:

  • ·         Elegir un dominio para nuestra tienda online, esto es lo equivalente al nombre de nuestro negocio. Lo siguiente será comprar ese dominio a algún servicio de hosting. La selección del hosting para nuestra tienda virtual será importante ya que es lo que brinda la capacidad de nuestro comercio online.
  • ·         También podemos tener en cuenta lanzar nuestro negocio en alguna plataforma que ya incluya un dominio y un host.
  • ·         Tener un inventario ordenado de nuestro stock, pensar cómo se va a desarrollar la logística para los envíos, considerar los tiempos de entrega y los medios de pago que serán aceptados en nuestra tienda virtual. Hay compañías que pueden proveer este servicio, de modo que podemos delegar este aspecto, pero esto afectará nuestros márgenes de ganancia.

Es importante dar un toque personal a nuestra tienda online, y facilitar la visibilidad de los aspectos que nosotros consideramos más importantes para atraer nuevos clientes.

Tener un buen diseño pensado especialmente para nuestro negocio es una buena manera de darle identidad y poder diferenciarse del resto.