Cosas que no deberías decirle a una mamá primeriza

Para toda mujer, el primer hijo es una experiencia completamente ambivalente; por un lado tenemos el sentimiento de una experiencia milagrosa y especial, pero de igual modo, es una etapa cansada, emocional y extremadamente difícil, puesto que todo es nuevo y aunque siempre recibimos los consejos de madres expertas, no deja de ser una etapa de muchas emociones encontradas.

Por supuesto, quienes no han experimentado esa etapa comúnmente tienen la imprudencia de decir ciertos comentarios que pueden afectar a una madre primeriza. Y aunque muchas nuevas mamás tratan de tomar ese tipo de comentarios como algo sin importancia, algunas pueden sentirse afectadas y muy ofendidas.

Para que tú no seas la amiga, conocida o familiar que incomode y haga pasar un mal rato a una madre primeriza te diremos cuáles son las cosas que debes evitar decir.

1. “Te ves cansada”:

Por supuesto que lo está pero tú no tienes que ser quién se lo recalque y recuerde pues ella más que nadie lo sabe. Recuerda que lo mejor es intentar levantarle el ánimo no afectarla, para ello solo necesitas decirle cosas buenas de su apariencia de nueva mamá. Por ejemplo decirle que se ve linda como mamá es un mejor cumplido.

El-bebe-llora-porque-esta-cansado_reference

2. ¿“Estás amamantando»?:

Es verdad que hay mujeres que no pueden hacerlo por problemas médicos, sin embargo, si no estás segura de que tenga un problema lo más obvio es que lo está haciendo. Así que evita hacerle esta pregunta, ya que solo afectarás su perspectiva, tanto que podría deprimirse y pensar que su cuerpo se ve extremadamente mal cuando no es así.

3. “Disfruta cada momento”:

Esta «recomendación» es innecesaria pues como madre novata está viviendo una etapa difícil; sus sentimientos y emociones son como una montaña rusa, pues al ser algo nuevo a veces lo disfrutará, pero igual por momentos lo odiará.

Querrá disfrutarlo de eso no hay duda, pero en verdad no podrá hacerlo con plenitud pues el cansancio y cambios en su cuerpo harán que se sienta más sensible y afecto su estado de ánimo.

4. ¿“Ya están tenido sexo nuevamente”?:

Siendo honestas muchas tenemos la desfachatez de hacer ese tipo de preguntas, sin embargo, por más «intimas amigas» que sean, no debes preguntar ese tipo de cosas.

Para empezar en lo que menos piensa tu amiga es en tener sexo y segundo es posible que ni tiempo tenga para ello porque con los cuidados del bebé y los que ella debe tener lo más probable es que el tiempo se le vaya volando.

post-parto

5. “¿Cuándo el segundo?”

¿Es en serio? Apenas y pueden con un bebé… Si tiene la suficiente energía como para tener sexo, lo más probables es que lo aproveche para eso. Si la pareja quiere más hijos es decisión de ellos, no tuya, deja las preguntas invasivas para otra ocasión.

6. “Mi bebé nunca lloraba”:

Compartir experiencias es un buen detalle, sin embargo, cuando llegas a la comparación ahí es donde hubiera mejor cerrado la boca. Recuerda que es su momento y que por más egocéntrico que parezca, por ahora ella y el bebé son el centro de atención así que dales su momento y guarda tus comentarios para otra ocasión.

7. “¿Licencia de maternidad?:

Muchas escuchan esto y automáticamente lo relacionan con «estar de vacaciones”, aunque no dormir, atender a un recién nacido, y recuperarse de una cesárea o un parto natural, pueden no ser las vacaciones soñadas o ¿sí?… ¿Vacaciones decías, no?

20150923015942