10 razones por las que los niños no deben tener celular

daños del uso del celular

¿Por qué es malo que los niños utilicen celulares?
Puede volverlos dependientes de la tecnología aún siendo muy pequeños.
Diez daños del uso del celular en niños
¿Por qué es malo que los niños utilicen celulares?
Diez daños del uso del celular en niños
El uso excesivo de estos aparatos causa obesidad, sedentarismo y conductas agresivas.

 

Como bien sabemos la tecnología ha cambiado muchos aspectos de nuestra vida diaria haciendo que ciertas actividades sean más fáciles, sin embargo, es importante poner ciertos límites para evitar caer en la dependencia, sobre todo cuando hablamos de los más pequeños.

Aquí te dejamos las 10 razones y motivos por las que los niños no deben tener un celular o dispositivos electrónicos siendo tan chicos y cómo es que su uso constante afecta su salud.

¿Qué daños provoca el uso del celular en la salud de los niños?

1. Puede haber retraso en el desarrollo

¿Por qué es malo que los niños utilicen celulares?

El excesivo uso de las tecnologías puede limitar el movimiento, y consecuentemente el rendimiento académico, la alfabetización, la atención y capacidades.

2. Causa daño cerebral

Otra de las razones por las que los niños no deben tener celulares es porque dicho aparato puede acelerar el crecimiento del cerebro de los bebés entre 0 y 2 años de edad, y asociarse con déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y de la falta de autocontrol o berrinches.

3. Aparecen ciertas conductas agresivas

La exposición de los niños a algunos contenidos violentos y agresivos que pueden aparecer en los celulares puede alterar considerablemente su conducta. No hay que olvidar que los pequeños imitan todo.

4. Provoca falta o déficit de atención

El uso desmedido de celulares, tabletas electrónicas y computadoras puede causar a déficit de atención, disminuir la concentración y la memoria de los niños, gracias a la gran velocidad de sus contenidos.

Puede volverlos dependientes de la tecnología aún siendo muy pequeños.

5. Son más propensos a padecer enfermedades mentales

Algunos estudios comprueban que el que los niños pasen mucho tiempo en los celulares ha ocasionado un aumento en las tasas de depresión y ansiedad infantil, trastornos de vinculación, déficit de atención, trastorno bipolar, psicosis y otros problemas de conducta.

6. Altera considerablemente su sueño

Los estudios revelan que la mayoría de los padres no supervisan el uso de la tecnología a sus hijos por las noches, con lo que se observa que los niños tienen más dificultades para conciliar el sueño y esto afecta negativamente a su rendimiento académico.

7. Causa adicción y dependencia

Los estudios demuestran que uno de cada 11 niños de 8 a 18 años son adictos a las nuevas tecnologías y cada vez que los niños usan el celular, se separan de amigos y familiares.

8. Propicia la obesidad infantil

El sedentarismo que implica el uso de las tecnologías es un problema que está aumentando entre los niños, lo que provoca también problemas de salud como la diabetes, vasculares y cardíacos.

El uso excesivo de estos aparatos causa obesidad, sedentarismo y conductas agresivas.

9. Son vulnerables a los delitos y abusos

La constante sobreexposición de los niños a la tecnología les hacen vulnerables, explotables y expuestos a los abusos.

10. Demasiada radiación afecta su salud

La OMS clasifica los teléfonos celulares como un riesgo debido a la emisión de radiación. Los niños son más sensibles a estos agentes y existe el riesgo de contraer enfermedades como el cáncer.

Lee también: Consecuencias de que los niños tomen bebidas azucaras