El deporte como herramienta de empoderamiento femenino

Los beneficios del deporte son innumerables. La actividad física mejora la forma y la resistencia, regula la presión arterial, mantiene la densidad ósea y mejora la resistencia a la insulina, entre otros muchos beneficios. También se ha demostrado que ejercitarse es el mejor remedio para sentirse bieny tiene una gran variedad de efectos positivos a nivel mental. Además, se están convirtiendo en una herramienta de empoderamiento femenino con cada vez más mujeres destacando en los deportes a nivel profesional e involucradas en trabajar la mente desde la actividad física.

Durante los últimos años se ha incrementado la tendencia a ejercitarse. Statista muestra un aumento de más del 57% en la cantidad de gimnasiosen el periodo comprendido entre 2009 y 2016. Esto se debe, entre otras cosas, a una respuesta a las redes sociales, que cada vez incluyen más tendencias de fitnessen su contenido diario. Otro de los cambios es que tanto mujeres como hombres están enfocando el ejercicio no solamente a moldear sus cuerpos, sino a mejorar su salud física y mental.

Fuente: pixabay.com

 

En los últimos años, las mujeres se han abierto más puertas en el deporte, así como en el mundo de los negocios, y cada vez son más las mujeres que brillan profesionalmente como es el caso de la tenista Serena Williams, la piloto de velocidad Danica Patrick o Cecilia Braekhus, la primera dama del boxeo, que hasta hace algunos años era considerado un “deporte de hombres”. A nivel de equipo también hay equipos y disciplinas que brillan cada vez más a nivel femenino. La Big Bash League femenina es un importante campeonato de críquet que cada vez tiene más atención mediática e incluso ha ganado muchos aficionados en las casas de apuestas alrededor del mundo, donde es incluso posible apostar en directo en plataformas como Betway. Igualmente, las mujeres que no son deportistas profesionales están adoptando hábitos cada vez más saludables, equilibrados y consientes, con lo que la popularidad de actividades físicas como el yoga o el crossfit han cobrado gran popularidad.

 

Crossfit: Redefiniendo el concepto de ejercicio físico

Esta práctica está siendo promocionada hoy en día por miles de mujeres satisfechas en redes sociales y por los gimnasios alrededor del mundo. De hecho hay más de 10 mil establecimientos dedicados al Crossfit únicamente. Se trata no solo de un entrenamiento de la fuerza muscular, sino de un gran cambio respecto a como se percibía el ejercicio y los estereotipos de belleza. Con el crossfit se pasa de la preocupación por perder calorías y quedar como «una Barbie», a ser una mujer fuerte, “fit” y empoderada mientras se mejora la salud física y mental. Cada vez es más frecuente que madres y amas de casa se dediquen a esta práctica con el fin de superarse a sí mismas y ver los resultados. Las clases se enfocan en el trabajo duro y el progreso personal, sin que haya un antagonismo entre el levantamiento de pesos muertos y los tacones al salir del gimnasio. Se trata entonces de una práctica que, más que lograr un cuerpo de revista, tiene como objetivo abrazar el propio cuerpo en el camino a una versión más saludable.

 

Yoga: Mantenimiento de cuerpo y mente

Es una disciplina que tiene sus orígenes en las doctrinas filosóficas de la antigua India. Hoy por hoy, el mundo occidental ha adaptado las técnicas y posiciones o asanasdel yoga para convertirla en una disciplina que busca la armonía entre cuerpo y mente. Se ha demostrado que el yoga tiene grandes beneficios si se practica con regularidad. Más que enfocarse en el ejercicio físico, lo hace en la sanación del cuerpo y el espíritu basándose en tres pilares: respiración, meditación y control corporal. Además, es ideal en muchas etapas de la vida de una mujer. Durante el embarazo, cuida y previene molestias en la espalda, así sirve de apoyo a los ejercicios de respiración. Durante la menstruación es ideal para aquellas mujeres que sufren de fuertes cólicos, pues contribuye a calmar el sistema nervioso, regular el periodo y nivelar el sistema endocrino. Es útil incluso durante la menopausia, reduciendo los efectos de los cambios hormonales debido a la vigorización de las glándulas suprarrenales.

Fuente: pixabay.com

 

Las mujeres brillan cada vez más en disciplinas deportivas que antes eran consideradas solo para hombres. Así, ejercicio y deporte se han vuelto sinónimos de empoderamiento femenino en lugar de ser una herramienta de presión social. La búsqueda del cuerpo perfecto es secundaria a la de la salud, la autosuperación personal y el trabajo duro. Así mismo, disciplinas como el yoga, apuestan más por el equilibrio mental y corporal que por los clásicos «six-pack«. Estos deportes, junto al apoyo de grupo, dormir bien, una buena alimentación y una buena hidratación, son las herramientas perfectas para mantenerse fuerte y lograr verdaderos cambios.