Entrevista a Salomé Sansores: “Chepita y yo somos una sola”

 

En las instalaciones del Diario de Yucatán, la actriz yucateca Salomé Sansores platicó con  jóvenes participantes de Conexión M acerca de su experiencia en el teatro regional.

Las chicas tuvieron oportunidad de realizar una pequeña entrevista en donde lograron conocer detalles acerca de sus inicio, sus motivaciones y como se complementa la actriz y su personaje; María Guadalupe, Cristina y Alejandra nos comparten lo platicado.

El Inicio de Salome

Salomé Sansores es originaria de Umán, Yucatán. Cuando tenía 14 años participó en los Juegos Juventud Umán, lugar donde nació el personaje que la llevó a la fama y el éxito: “Chepita Cacatúa”, una mestiza con un gran carisma y orgullosa de sus raíces yucatecas.

Platicó sobre cómo se prepara para el personaje y su método para seleccionar de qué temas hablar, procurando darles un toque de comedia para llegar al público de una mejor manera.

¿Cuál es la motivación que tiene para hacer sus shows?

S: ¿Mi motivación? Pues, esto es una motivación enorme (señala a la audiencia), cuando me invitan me siento astralmente especial.

Me motiva que se sigan riendo, me motiva creer en esa fórmula de la risa; me motiva dar a conocer que nuestro estado y nuestras mestizas no son aquellas mujeres que “mentan madres”, que somos mujeres limpias, educadas y trabajadoras.

 

¿Qué opina de la comedia basada en vulgaridad? ¿Usted la considera comedia regional yucateca?

S: Respeto mucho el trabajo, pero no estoy de acuerdo, no creo que sea necesario porque me da pena irme a otra parte de la república y le digan [a Chepita] mestiza menta madres, creo que debe haber responsabilidad.

No estoy de acuerdo que se de en ciertos teatros: hay sitios y lugares para todo. He trabajado con muchos artistas y todos han respetado mi trabajo, me han abierto la puerta a sus compañías.

 

 ¿Cómo selecciona usted de qué temas hablar en sus shows?

S: Uno de los valores principales de mi personaje es que no insulta. Una vez una persona me dijo que “la vulgaridad es la ausencia de la creatividad”.

En mis shows muestro un reflejo de lo que vivimos, trato de tener distintos temas porque trabajo en dependencias federales, estatales y de municipios.

Asimismo hablo de violencia en el noviazgo, el VIH, pero abordar esos temas con comedia. Hay que saber hablarle al público, porque no vivimos lo mismo aun estando en la misma ciudad.

 

Fuera del personaje de Chepita, ¿quién es Salomé?

S: Somos el complemento una de la otra, ella es la despeinada en mi vida y yo soy un poquito más apenada, pero somos la una de la otra.

Yo soy Salomé, estudié Puericultura, el día de hoy estudio Psicología, ya que nunca es tarde para empezar a estudiar. Tengo 31 años y al igual que Chepita, soy una mujer y una mestiza muy orgullosa y soñadora.

 

¿Nos puedes dar algunos tips para ser una mujer exitosa?

S: Aceptarte, las mujeres debemos aceptarnos como somos. Debemos creer en nosotras. Nos hace falta creer en esa magia tan padrísima que tenemos las mujeres, creer en nuestras corazonadas.

«Tú dile a una mujer que no puede hacer algo y te revienta, se levanta y lo hace».

Nos falta empatía con las demás mujeres: todas tenemos talentos distintos, no somos la misma persona, cada quien especial, hay que saber y respetar. Hay que aprender a aplaudir el éxito y reconocer a la otra.

Para Salomé, cada show es diferente y especial con su propia marca; aun con los años de experiencia siempre está nerviosa antes de presentarse. Sin embargo, menciona que ha sido un honor presentarse con Conchi León y Martí Jiménez, directores de teatro regional.

También nos comenta de su experiencia presentando sus shows en otros países como en Estados Unidos, en donde se le ha hecho necesario explicar los conceptos yucatecos, haciendo analogías con expresiones de otros lados e incluso ha encontrado algunas conductas similares.

Hablando como “Chepita”, finalizó su presentación motivando a la audiencia a perseguir sus sueños y agradeció por el espacio brindado.