Exposición al sol sin protección, causante de “paño”

causante de paño

Exposición al sol sin protección, causante de paño. Imagen de: TalkBeauty
Exposición al sol sin protección, causante de paño. Imagen de: gazetametro.net
Exposición al sol sin protección, causante de paño. Imagen de: Mamamia
Exposición al sol sin protección, causante de paño. Imagen de: Mejor con Salud
Exposición al sol sin protección, causante de paño. Imagen de: HealthPrep
Exposición al sol sin protección, causante de paño. Imagen de: amaskincare.com
Exposición al sol sin protección, causante de paño. Imagen de: Tonique Skincare
Exposición al sol sin protección, causante de paño. Imagen de: SkinGab

 

La exposición al sol sin protección con lleva muchos problemas en la piel, desde manchas, resequedad y quemaduras, hasta problemas más serios como cáncer de piel. Ahora a todos estos males se une la aparición de “paño”.

¿Qué es Paño?

Melasma es el nombre que reciben las manchas oscuras que se forman en la piel del rostro y que conocemos comúnmente como “paño”. Éstas muchas veces suelen aparecer durante o después del embarazo, sin embargo, el sol es otro factor que podría producir su aparición.

El melasma o paño, es una alteración estética y no un padecimiento que ponga en peligro la vida, pero se debe acudir con un especialista para confirmar que se trata de paño y descartar algún otro tipo de padecimiento de riesgo para la salud.

 

¿Cómo saber si es Paño?

El paño aparece como manchas de color marrón o marrón grisáceo principalmente en la cara. Aunque es un problema que afecta en un 90 por ciento a las mujeres, la piel de los hombres también podría verse afectada.

 

Factores que generan su aparición

El paño puede aparecer debido a factores genéticos, pero también por la exposición al sol sin protección. Otros factores serían:

  • Cambios hormonales.
  • Estrés
  • Durante el embarazo
  • Por consumir pastillas anticonceptivas
  • Maquillajes, cremas y otros productos de belleza que son de dudosa procedencia y nocivos para la piel.

 

 Medidas preventivas

Una de las principales recomendaciones para el cuidado de la piel es evitar la exposición al sol, sobre todo en épocas de primavera y verano, donde e hay una mayor exposición a las radiaciones ultravioleta (UV). Pero también podemos seguir otras recomendaciones como:

– Utilizar bloqueadores solares.

– Cubrir la cabeza con sombreros o gorras.

– Usar lentes oscuros.

– No exponerse al sol, sobre todo de 10:00 a 04:00 (en ese lapso la radiación cae de manera directa en la piel).

– Tomar dos litros de agua para mantenerse bien hidratado.

– Aumentar el consumo de frutas y verduras, sobre todo las que ayudan a la pigmentación de la piel como los tomates, zanahoria, mango y melón…

Si sigues estas medidas preventivas podrás tener mayor posibilidad de evitar la aparición de paño y tener una piel sana.

Por último, es importante que ante cualquier cambio detectado en la piel, o reacción alérgica como comezón, escozor o inflamación, acudas con un médico.

Recuerda que solo un médico puede indicarte si se trata de paño (alteración estética) o de algún otro padecimiento que requiere tratamiento médico y seguimiento de algún especialista.

Así que evita aplicar algún remedio casero sin la autorización de un especialista, de lo contrario las manchas podrían empeorarse, y generar irritación o alguna otra complicación.

También podría interesarte: ¿Bloqueador solar o protector? ¿Cómo me protegen?