¿Falta de sexo? Cinco señales que manifiesta tu cuerpo

 

¿Falta de sexo? Cinco señales que manifiesta tu cuerpo.

Aunque no lo creas tu cuerpo envía señales que podrían indicar que te hace falta actividad sexual. Tener relaciones sexuales es una de las actividades más placenteras que el ser humano puede llevar a cabo. Según Valentina Huertas, especialista en el portal web Sincable.mx, dado el nivel de satisfacción, muchas parejas complementan el acto sexual con juguetes sexuales para mejorar su práctica. El uso de estos elementos se ha extendido en gran medida en los últimos años debido al considerable número de beneficios que aportan a las parejas.

Pero además, se estima que tiene innumerables beneficios para la salud tales como mejorar el sistema inmune, mejorar la fertilidad, aumenta el autoestima, ayuda a dormir mejor, entre otros. Por el contrario, cuando dejas de tener sexo, tu cuerpo y tu estado de ánimo lo sacan a flote. Aunque no todo es negativo, sí se manifiestan algunos efectos secundarios que, presentaremos a continuación y, seguramente, preferirás evitar.

Insomnio

La falta de sexo puede causar problemas para dormir. Como producto de un mal descanso, también provoca un descenso en la concentración, fatiga, irritabilidad y pérdida de reflejos y coordinación de movimientos. La causa se debe a que durante el acto sexual el organismo segrega oxitocina, la hormona encargada de aumentar la calidad del sueño.

Asimismo, te sientes débil debido a la baja de defensas en el sistema inmunológico. Un dato curioso es que al activarse la producción de sustancias y hormonas en el cuerpo, también se activan tus defensas contra enfermedades e infecciones como la gripe.

¿Falta de sexo? Cinco señales que manifiesta tu cuerpo.

Migraña

En un estudio realizado en la Universidad de Münster de Alemania determinaron que la actividad sexual ayuda a disminuir el dolor de cabeza o las migrañas. Debido a esto, podriamos decir que la falta de sexo puede favorecer este tipo de malestares.

Estrés

El cambio de humor es uno de los indicadores más notorios. Aislamiento social, cambios repentinos en el carácter y retraimiento suelen ser las manifestaciones más comunes. La suma de estas consecuencias del estrés generan problemas a nivel físico y emocional. En muchos casos, con el paso del tiempo las emociones de índole negativa tales como la irritabilidad y el pesimismo aumentan considerablemente. Sin embargo, aquellos que se encuentran en esta etapa difícilmente notan que están atravesando este momento.

Falta de brillo en la piel

En el acto sexual los poros de la piel se abren y van liberando impurezas, lo cual facilita la eliminación de toxinas mediante el sudor. La circulación sanguínea se activa, por lo tanto, hay una mayor limpieza de adentro hacia el exterior. Además, cuando tienes una vida sexual activa el cuerpo produce estrógeno, colágeno y elastina. Estas sustancias producen que la piel se encuentre más sana y rejuvenecida. 

Aislamiento

La falta de sexo repentino o paulatino puede ocasionar aislamiento social. Esto se debe a que disminuye la producción de endorfinas, sustancias encargadas de mantener el buen humor. En situaciones extremas las personas pueden padecer depresión o ansiedad.

Te recomendamos leer también: No tener relaciones sexuales hace que subas de peso