Formas de organizar tu ropa y ahorrar espacio en tu clóset

¡Evita que tu clóset sea un desastre con estos consejos! Imagen de: Twitter
¡Evita que tu clóset sea un desastre con estos consejos! Imagen de: Vivienda Conconcreto
¡Evita que tu clóset sea un desastre con estos consejos! Imagen de: Chic
¡Evita que tu clóset sea un desastre con estos consejos! Imagen de: ianirodesign.com
¡Evita que tu clóset sea un desastre con estos consejos! Imagen de: Habitissimo
¡Evita que tu clóset sea un desastre con estos consejos! Imagen de: canalfemenino.com

 

Si quieres que algo nuevo entre, debes sacar lo viejo y esto aplica a la perfección para esta ocasión, ya que nosotras descubrimos una forma súper fácil de organizar tu clóset para que te sea más sencillo encontrar tus cosas y también te será útil por si estas planeando ir de compras y renovar tu armario para esta temporada, porque ahora tendrás espacio para cosas nuevas.

1. Saca lo que ya no te pones

Todas tenemos ciertas prendas que guardamos en el fondo de nuestros armarios con la intención de volver a usarlas algún día, sin embargo, siempre llega ese momento de tener que sacar todo aquello que ya no te quede, no te pongas o esté en mal estado.

Sabemos que formamos una especie de vínculo emocional con nuestra ropa y que por eso nos cuesta tanto trabajo decirle adiós pero necesitas hacer espacio para tener mayor orden tanto en tu vida como en tu armario.

¡Evita que tu clóset sea un desastre con estos consejos!
Imagen de: Habitissimo

2. Enrolla tus camisetas en los cajones

Eso de doblar las camisetas o ponerlas en ganchos no siempre es la mejor opción para que todo luzca ordenado. Una forma simple de acomodarlas es hacer pequeños rollos y separarlos, por ejemplo, de acuerdo al color.

3. Acomoda tu ropa por colores

De esta forma podrás saber en dónde se encuentra tu ropa de forma más fácil y rápida. Puedes empezar acomodando los colores de los más bajos a los más intensos o viceversa. El chiste es que sepas ubicar todas tus prendas.

4. Pon cada prenda en un lugar específico

Lo primero que debes tener en mente antes de acomodar tu nuevo armario es que cada cosa tiene que ir en un lugar específico, las camisetas con las camisetas, los pantalones con los pantalones y así sucesivamente esto hará que siempre sepas en dónde está lo que necesitas.
Por otro lado te recomendamos que para los zapatos utilices «clósets portátiles», que son aquellos que se pueden colocar en las paredes o detrás de las puertas, esto hará que puedas ocupar un espacio que no tenías previsto y ahorraras un lugar que podrás ocupar en otras cosas.

¡Evita que tu clóset sea un desastre con estos consejos!
Imagen de: Twitter

5. Guarda lo que no usas diariamente

Existen ciertas cosas como las maletas o los edredones que no son de uso inmediato, bueno para este tipo de cosas existe un lugar perfecto para guardarlos y es nada más y nada menos que la parte superior de tu armario. De esta manera sabrás siempre donde están pero no te estorbaran y si lo necesitas será más fácil que lo saques sin desacomodar todo.

6. Usar los aros de latas como soporte en los ganchos

En un principio esta idea suena un poco rara. Sin embargo, es bastante útil para optimizar el espacio cuando los cajones se empiezan a saturar. Consiste en poner la el aro de una tapa de refresco en un gancho y, enseguida, insertar otro gancho más.

 

Te recomendamos leer también: Cinco formas sencillas de marcar tus útiles escolares