¿Te atreverías a ponerte una «G-Shot» para aumentar el placer?

Cuando se trata de sexo y placer muchas personas deciden probar de todo, incluso algunas alternativas costosas y un poco dolorosas, pero ellos mismo dicen que esos pequeños detalles lo valen, pues esa sensación de placer que logran experimentar es única.

e8f85d_f7b85943ea3f4e9abe2aa401a4d9b5bc

Partiendo de esto, te presentaremos una alternativa que podrá asombrarte, pero que sin duda quienes la han probado, no han dudado en repetir este método poco usual, aunque eficaz. Ahora te hablaremos de los «G-shot» o «Ampliación del punto G».

¿DE QUÉ SE TRATA EL «G-SHOT»?

Básicamente es una inyección de ácido hialurónico, que es un gel de uso común para el alisamiento de las arrugas o para rellenar labios (partes íntimas). Con el fin de la búsqueda de un mejor sexo.

Este procedimiento, conocido como el «G-Shot o amplificación del punto G», fue creado por cirujanos plásticos (David Matlock, MD, y Alexander Simopoulos, MD) de Beverly Hills. Y aunque esto inicio como una prueba, cada vez un mayor número de mujeres se ha ido sumando a la aplicación de esta inyección.

«Nos dimos cuenta de que mediante la inyección de relleno en el área del punto G de la mujer, podría mejorar su placer sexual y satisfacción,» dice el Dr. Matlock.

La inyección funciona mediante la ampliación de la zona a lo largo de la cara anterior de la vagina (zona erógena muy sensible), y esta ampliación logra aproximadamente el tamaño de una moneda y el espesor de la goma de borrar.

Para determinar dónde colocar la aguja, primero se les pide a las pacientes hacerse un «autoexamen» para localizar el lugar en el interior de la vagina que se siente bien al tacto. Luego, el médico administra el agente de lidocaína para adormecer antes de inyectar el G-Shot en la zona.

Aunque es poco común, hay algunos riesgos (como con cualquier inyección), tales como una infección potencial en la zona o problemas con la retención urinaria, pero hasta ahora las pacientes no han reportado problemas.

Cada disparo cuesta alrededor de $ 2.000 USD y tiene una duración de cuatro a seis meses.

inyecciones-acido-hialuronico

 

POSIBLES CONTRAS DEL USO DE «G-SHOT»

Es posible que para algunas mujeres no funcione aunque en un estudio realizado por investigadores de la UCLA y puesto en marcha por el Dr. Matlock y sus socios, el 87% de las 20 mujeres participantes reportó una mayor satisfacción sexual después de inyectarse el «G-Shot».

Y aunque esta inyección está ganando popularidad el ácido hialurónico no está aprobado por la FDA para uso vaginal, y el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología no lo aprueba como una práctica efectiva o segura. Pero los médicos dicen que la vacuna es relativamente segura y sin dolor.

catalogo-mesohyal-de-mesoestetic

 

Por supuesto, las inyecciones no son la única forma de mejorar la oportunidad de aumentar el placer y los orgasmos. Es bien sabido que también con vibradores y posiciones, se puede ayudar a estimular el punto «G» ¡Inténtalo!