Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques

hábitos al dormir

Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques. Imagen de: ELYTIS Hospital
Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques. Imagen de: Salud y bienestar
Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques. Imagen de: Dormir bien y mejor
Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques. Imagen de: HuffPost
Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques. Imagen de: independent.co.uk
Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques. Imagen de: Twitter
Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques. Imagen de: Vikilist

 

El ser humano pasa la tercera parte de su vida durmiendo. Técnicamente, el hacerlo ayuda a mejorar la salud y hacer que nos sintamos mucho mejor al día siguiente. Sin embargo, algunos hábitos al dormir pueden provocarnos achaques, dolores, malestares o mal humor.

Si este es tu caso, estás a tiempo de cambiarlo. Solo debes identificar la causa de tus molestias y ponerle una solución. A continuación te presentamos algunas sugerencias.

Si tu achaque es…

Dolor en los hombros:

hábitos al dormir (4)
Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques.

Te recomendamos no dormir de costado o boca abajo, ya que los hombros no se encuentran en la postura correcta.

Lo mejor es dormir boca arriba, usando una almohada delgada para la cabeza. Esto hará que pongas tus hombros en una posición correcta.

Otra opción es dormir de costado, pero contrario al lado que te duele. Dobla las rodillas, acércalas al pecho y pon una almohada entre tus piernas. Al día siguiente estarás más cómoda.

 

Dolor de espalda:

Lo primero que debes hacer, es verificar que tienes el colchón adecuado. Si padeces dolores frecuentes, un colchón suave no es buena opción, ya que es importante mantener la curva natural de la columna.

Lo ideal al momento de dormir es boca arriba, poniendo una almohada debajo de las piernas. Esto hará que reduzcas la tensión de los tendones.

Si duermes boca abajo, coloca una almohada debajo de la pelvis. Si lo haces de costado, ponte en posición fetal, colocando una almohada pequeña entre las piernas.

Dolor de cuello:

hábitos al dormir4
Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques.

Dormir boca arriba es la mejor opción. Coloca una almohada debajo de tu cabeza y debajo de cada brazo.

La recomendación es optar por una almohada ortopédica en forma de tubo.

Aunque si lo que prefieres es dormir de costado, asegúrate no usar una almohada muy alta. Esta debe ser similar al tamaño de tu hombro, para garantizar que tu cuello se encuentre en la posición correcta.

 

Dolor de piernas:

Al dormir, ponlas en un nivel más alto. Utiliza una almohada o súbelas en el respaldo de la cama. Esto ayudará a mejorar la circulación de tus piernas. También puedes optar por un masaje de pies antes de dormir.

 

Malestar estomacal:

Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques.

Duerme del lado izquierdo apoyándote en una almohada elevada. Esto evitará que el contenido del estómago regrese al esófago.

 

 

 

Otros problemas causados por malos hábitos al dormir

Insomnio:

hábitos al dormir (1)
Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques.

¿Lo mejor para evitarlo? Deshazte del teléfono y la computadora antes de dormir, ya que la luz de estos dispositivos influye en el ciclo de sueño.

Otra solución puede ser evitar consumir cafeína 6 horas antes de tu hora de dormir.

También un poco de ejercicio durante el día no te caería nada mal; éste mejora la circulación y ayudará a conciliar mejor el sueño.

 

Te despiertas durante la noche:

Nuevamente, no uses el teléfono o la computadora antes de dormir. Sin embargo, estos problemas principalmente se deben al consumo de alcohol, por lo que si deseas mejorar el sueño, debes reducirlo. Otra solución es ambientar tu habitación, la temperatura perfecta es de 22°C.

Si te pregunta por qué… resulta que el alcohol altera el equilibrio hídrico y la fase larga del sueño.

Se te dificulta despertar:

Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques.

Este problema es muy fácil de solucionar. Pon tu alarma a la misma hora todos los días, incluyendo tu día de descanso, eso empezará a crear un patrón que tú mismo cuerpo empezará a seguir gracias a la costumbre.

 

Roncas:

Evita dormir de espaldas y presta atención a tu almohada. Una demasiado suave hace que tu cabeza se vaya para atrás y ronques más fuerte, puedes utilizar una más gruesa o una almohada adicional.

También puedes intentar dormir de costado, ya que tu cabeza queda en una posición natural y nada estorba el flujo de aire.

 

Calambres:

Estos pueden ser resultado de enfermedades o problemas con el sistema nervioso. Así que lo más recomendable es ir a un médico cuando son frecuentes.

Los calambres también pueden ser consecuencia de fatiga o estrés. Para evitarlos, haz cualquier tipo de ejercicio que fortalezca los músculos del área afectada.

 

Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques.

Cuando dormimos mal no solo es porque andamos enfermos o trasnochamos, también la postura incorrecta en la que dormimos puede afectar más de lo imaginado, pero sobre todo causarnos dolores y malestares que podemos creer que se generan por otra cosa.

Intenta seguir estos consejos por una o dos semanas para notar la diferencia, pero si siguen los “achaques” será mejor que visites un médico.

También podría interesarte: Dormir en pareja afecta al insomnio ¿Qué tan cierto es?.