Consejos para evitar el insomnio en el embarazo y dormir mejor

Causas del insomnio en el emabarazo.
Cómo evitar el insomnio durante el embarazo.-Foto de Telemundo
Causas del insomnio en el emabarazo.-Foto de OK Chicas
Cómo evitar el insomnio durante el embarazo.-Foto de ELYTIS Hospital
Náuseas y vómitos pueden presentarse constantemente.-Foto de somos mamás

 

El insomnio en el embarazo es un problema muy común que afecta, aproximadamente, a tres de cada cuatro embarazadas. Aunque se puede producir en cualquier etapa del embarazo, suele ser más frecuente al final de la gestación. A continuación repasamos las causas y algunas soluciones que pueden ayudarte a mejorar tu descanso.

Causas del insomnio en el emabarazo.-Foto de OK Chicas

Causas habituales del insomnio en el embarazo

Náuseas y vómitos durante el embarazo: suelen producirse, sobre todo, en el primer trimestre de embarazo y cuando se dan por la noche pueden alterar el sueño notablemente.

Aumento de la frecuencia urinaria:  el aumento de líquidos de la embarazada y el volumen del útero, que presiona la vejiga. Se dice que causa insomnio porque la mamá se levanta a orinar y luego tiene dificultades para volver a conciliar el sueño.

Cómo evitar el insomnio durante el embarazo.-Foto de ELYTIS Hospital

Reflujo gastroesofágico: la digestión de las embarazadas se complica por los cambios hormonales, sobre todo en las últimas etapas del mismo, ocasionando vómitos, naúseas o jugo gástrico, lo que produce malestar y complicaciones en el sueño.

Dolor de espalda o molestias musculares: se producen por el aumento de volumen uterino, que provocan que el cuerpo adapte la curvatura de la columna para buscar el equilibrio; debido a los dolores o pinchazos, las embarazadas no puedan dormir bien o no encuentren una postura agradable.

Síndrome de piernas inquietas: se trata de una sensación molesta de hormigueo o quemazón en las piernas que no permite dejarlas quietas cuando se está en reposo. El único remedio para dejar de sentir es moverlas, por lo que es imposible conciliar el sueño de esa forma.

Movimientos fetales: cuando los movimientos del bebé son molestos, especialmente en la zona de las costillas, y se producen por la noche, pueden afectar a la calidad del sueño de la embarazada. Estos suelen ser más frecuentes en el tercer trimestre pero, afortunadamente, se producen mucho más durante el día.

Consejos para lograr conciliar el sueño

  • No te tumbes directamente después de comer.
  • Procura que tus cenas sean ligeras y evita los alimentos grasos o ácidos.
  • Limita las recetas o alimentos muy condimentados.
  • Apuesta por la ropa cómoda y holgada.
  • Es importante mantenerte hidratada, pero no bebas tanto por la noche para reducir la necesidad de orinar.
  • Náuseas y vómitos pueden presentarse constantemente.-Foto de somos mamás

    Colócate con el tronco un poco elevado para dormir.

  • Haz ejercicio físico (moderado y adaptado al embarazo) durante el día para favorecer el descanso. Eso sí, evita hacerlo a última hora del día para que el organismo no se active.
  • Evita la exposición a pantallas luminosas a última hora de la tarde.
  • Mantén horarios de sueño regulares, procurando acostarte y levantarte a la misma hora.
  • Procura que el ambiente de la zona en la que duermas sea adecuado para el descanso y promueva la relajación: buena temperatura, ausencia de ruidos, orden…
  • Prueba la almohada para el embarazo que se adapta a tu cuerpo y puede ser útil para conseguir una postura más confortable.

Te recomendamos leer: Consejos para reducir el estrés cuando eres mamá primeriza