Lentes de contacto: Qué son, tipos de lentes y qué implica su uso

Lentes de contacto

Un gran número de personas sabe lo molesto que puede ser el uso de lentes, ya que además de necesitar de ciertos cuidados, a veces impiden la realización de algunas actividades como nadar, correr y hacer algunos otros ejercicios.

Y mientras algunos piensan en la posibilidad de operarse la vista, otros más, consideran la idea de usar lentes de contacto, pero ¿qué tan buenos son éstos?

Focus on contact lens on finger of young woman. Young woman holding contact lens on finger in front of her face. Woman holding contact lens on grey background. Eyesight and eyecare concept.

Te diremos todo lo que debes saber y tomar en cuenta antes de decidirte por esa opción.

¿Qué son los lentes de contacto?

Son dispositivos médicos de alta tecnología, fabricados con polímeros plásticos biocompatibles con los tejidos oculares humanos.

Los lentes de contacto se colocan directamente sobre la superficie del ojo para corregir la visión. Pueden tratar la miopía y la hipermetropía, también el astigmatismo y la presbicia.

Existen distintos tipos de lentes de contacto disponibles para adaptarse a tus necesidades de visión y estilo de vida, pero solo un profesional de la vista puede recomendarte el tipo de lente correcto para ti.

Tipos de lentes de contacto

lentes de contacto (1)Lentes de contacto blandos:

Son los más cómodos y de fácil adaptación, apenas se desplazan del centro del ojo. Los lentes blandos,  están hechos de hidrogel de silicona, material que garantiza una mayor oxigenación de la córnea y por tanto, de la salud de la superficie del ojos.

Podemos encontrar tres tipos de lentes de contacto blandos

  • Los desechables o de reemplazo diario. Están diseñadas para un único uso, vienen en envases individuales. Cada mañana se usa un juego nuevo y se deshecha al final del día.
  • Reutilizables. Son más económicas que las anteriores, y se pueden usar durante varias semanas (normalmente un mes). Se requiere de soluciones para su mantenimiento, pero hay que tener cuidado con respetar a los plazos marcados para su reemplazo, así podrás evitar complicaciones.
  • De uso prolongado. Diseñadas para un uso continuo, incluso por las noches (no es necesario quitárselas), su uso estimado es de varias semanas, sin embargo, no siempre se recomiendan debido al riesgo de acumulación de microorganismos en las lentes, lo que a su vez incrementa el riesgo de infecciones y otros problemas.

Lentes de contacto rígidos:

lentes de contacto (2)De menor tamaño y más consistentes que las blandas, son de carácter duradero y de mantenimiento sencillo. Su periodo de uso suele oscilar entre los 6 meses y los dos años, siempre que la prescripción óptica no cambie.

Como desventaja podemos mencionar que tienen más tendencia a desplazarse del centro del ojo y suele necesitarse un tiempo de adaptación, ya que pueden resultar menos cómodos que los blandos.

Lentes especializados:

beautiful human eye and contact lens on white background

Éstos como su nombre lo dice son lentes especializados que tienen ciertas características ideales para tratan ciertos problemas de la vista; existen tres tipos.

  • Lentes híbridos. Contienen una parte de lente rígida y otra blanda (el anillo exterior), y se emplean en casos en los que la curvatura de la córnea tiene una forma irregular, como es el caso del queratocono, o si el usuario tiene algún tipo de problema con las lentes permeables al gas.
  • Lentes bifocales o multifocales. Los primeros tienen dos prescripciones en la misma lente: para visión de cerca y de lejos. Mientras que los multifocales, cuentan con un amplio espectro de visión en cada lente para ver correctamente en cualquier distancia. Y ambos se pueden encontrar en materiales blandos y rígidos.
  • Monovisión. Lentes con prescripciones distintas: una para visión de lejos y otra, para lectura. A estos también es posible combinarles un multifocal o bifocal en uno de los ojos y una monofocal en el otro. Este tipo de lente cada vez se usa menos.

Cosas a tomar en cuenta de los lentes de contacto:

lentes de contacto (3)– Si los lentes no son limpiados y desinfectados apropiadamente se aumenta el riesgo de sufrir una infección en los ojos.

– Cualquier lente que es removido del ojo debe ser limpiado y desinfectado antes de ser reinsertado, pero el método de limpieza debe indicarlo un especialista; éste dependerá del tipo de lente que se use, las alergias que se puedan tener, y si el ojo tiende a formar depósitos de proteínas.

– El estuche de los lentes debe desinfectarse muy bien de lo contrario podría convertirse en una fuente potencial de infección para los ojos.

– Los lentes de contacto viejos o que no se ajusten adecuadamente, pueden rayar el ojo o causar un crecimiento de vasos sanguíneos en la córnea.

– El ajuste de un lente de contacto y su graduación deben evaluarse regularmente, ya que  puede deformase con el tiempo y la córnea puede cambiar de forma.

– Se debe evitar el uso de gotas para los ojos y soluciones salinas caseras pues se asocian con infecciones serias de la córnea. Se permiten las gotas humectantes, pero éstas deben ser recomendadas por el doctor.

¿Cómo saber si no me conviene usar lentes de contacto?

lentes-de-contacto-1Es primordial visitar a un especialista de la vista antes de decidir usar lentes de contacto, ya que él será quien indique y recete los mejores para nuestra vista, sin embargo, algunas señales podrían anticiparnos que no somos candidatos para usar lentes de contacto…

  • Sufrir de infecciones frecuentes de los ojos.
  • Padecer alergias severas.
  • Que se tenga ojos secos resistentes a un tratamiento común.
  • Estar en un área de trabajo polvorienta.
  • Tener incapacidad para manejar y cuidar de las gafas.

También podría interesarte: Opciones para limpiar tus lentes sin dañar el cristal.

Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr