Los nietos son una carga física para las abuelas

nietos son una carga física

Los nietos son una carga física para las abuelas. Imagen de: Mamá Natural
Los nietos son una carga física para las abuelas. Imagen de: Mejor con Salud
Los nietos son una carga física para las abuelas. Imagen de: Mejor con Salud
Los nietos son una carga física para las abuelas. Imagen de: Nuevo Diario
Los nietos son una carga física para las abuelas. Imagen de: PostMetro
Los nietos son una carga física para las abuelas. Imagen de: americanprofile.com
Los nietos son una carga física para las abuelas. Imagen de: Mamá de Alta Demanda

 

Cuidar a los nietos es una alegría, pero tiene una carga física que no debemos minimizar, sobre todo porque el trabajo realizado por las abuelas no es reconocido.

Los expertos dan a conocer en un comunicado, los resultados del Estudio Longitudinal Australiano sobre la Salud de la Mujer, donde mencionan que las abuelas merecen un mayor reconocimiento por su papel de cuidadoras, sobre todo a las que corren el riesgo de estar sobrecargadas.

 

Altas cifras de abuelas cuidadoras

La universidades de Queensland y Newcastle (UON) mostraron que 60% de las mujeres de 60 años y 12% de las que tienen 80 años, proporcionan cuidados infantiles sin una remuneración por parte de los padres de sus nietos.

El estudio también agregó que, es alto el número de mujeres de la tercera edad que cuidan a sus nietos, además de la realización de sus propios compromisos laborales.

“Más de la mitad de las mujeres que brindaban atención diaria no remunerada a sus nietos tienen empleo, y el 23% trabajaba a tiempo completo en algún empleo”.

 

Atención ante la sobrecarga

La investigación informó que un 90% de las abuelas dijeron estar felices con el cuidado de los niños, además de que reportaron que generalmente gozan de buena salud, especialmente a medida que envejecían.

Sin embargo, esta autoevaluación de su salud no es más que un estímulo provocado por la alegría que les brinda ver sanos y protegidos a sus nietos.

Los expertos advierten que, es importante tener en cuenta que a medida que brindan atención a sus nietos, también ellas deber tener y ser conscientes de que necesitan atención y asistencia.

Sobre todo si son mujeres que se encuentran en los sesenta años de edad o más y forma parte de la “generación de sándwich; que es cuando la abuela cuida a un nieto, y además  a un adulto que está enfermo, discapacitado o frágil.

Si se desea evitar que las abuelas desarrollen una sobrecarga se deberá brindarles apoyo, cuidados y no exigirles un esfuerzo mayor al adecuado a su edad y capacidades.

También podría interesarte: Castigos que los padres implementan y son incorrectos u obsoletos.