Mementing, la gran ventana de la joyería

Mementing, la gran ventana de la joyería
Mementing, la gran ventana de la joyería
Mementing, la gran ventana de la joyería
Mementing, la gran ventana de la joyería
Mementing, la gran ventana de la joyería
Mementing, la gran ventana de la joyería
Mementing, la gran ventana de la joyería
Mementing, la gran ventana de la joyería
Mementing, la gran ventana de la joyería

 

Los que dicen que la joyería está pasando de moda, no pueden estar más equivocados. La joyería está más viva que nunca y se está renovando. Como la mayoría de comercios, la joyería se está adaptando a las necesidades y posibilidades actuales. Y donde antes teníamos que desplazarnos a un establecimiento físico, ahora tenemos las joyas al alcance de un simple click.

Mementing, la gran ventana de la joyería

A esta facilidad para acceder a las joyas, sumamos la gran variedad que podemos encontrar. La joyería se adapta a todos los gustos y todos los bolsillos, abriendo un abanico de posibilidades para cualquier persona. No se nos debe olvidar que las joyas van más allá de poder lucirlas. Nos pueden aportar sentimientos, experiencias o sensaciones. Pueden hacernos sentir mejor, más felices, traernos recuerdos y crear nuevos. Todos somos capaces de recordar una joya especial que hayamos tenido o que haya existido en nuestra familia. El valor, los recuerdos y la importancia de ese pequeño objeto.

Estas experiencias pueden seguir existiendo gracias a la variedad de marcas y fantásticos precios que podemos encontrar en la joyería online. Es el ejemplo de Mementing, donde daremos con tal variedad que habrá una joya para cada mujer. Sin límites de edad o de bolsillos. Encontraremos los complementos ideales para cada ocasión, los que mejor combinen con nuestros looks, haciéndonos sentir especiales y únicas. Recibiendolas en casa rápido y de manera segura y fabricadas con materiales de alta calidad.

Una joya para cada ocasión

Saber elegir una joya es importantísimo. Se trata de algo que nos va a acompañar durante mucho tiempo, e incluso, pasará a otras manos después de las nuestras. Tenemos que tener claro qué buscamos y para qué ocasiones. Como hemos mencionado antes, usamos diferentes complementos dependiendo de la ropa o el look que queramos llevar. Por eso mismo, existen joyas para cada uno de esos momentos. Siempre comenzamos el look por la ropa pero… ¿y si empezamos por las joyas?

Mementing, la gran ventana de la joyería

Pongamos el ejemplo de los pendientes de oro. Para un look diario, es recomendable que no vayamos recargadas. Por eso mismo, si nos decidimos por pendientes grandes, tendremos que descartar los collares largos. En cambio si nos preparamos para salir de fiesta, tendremos que ir en busca del brillo y los grandes pendientes, tan de moda estos días.

Pero claro, habrá que tener en cuenta otros factores, como nuestra ropa o peinado, para elegir los pendientes. ¿Escote palabra de honor o camisas y jersey hasta el cuello? Entonces borra los pendientes grandes y lánzate a por unos más pequeños y pegados. Lo mismo si vas a llevar el pelo recogido.

¿Qué ocurre con las gargantillas de oro? Pues también tienen sus momentos y ocasiones. No sin antes recordar que no es lo mismo una gargantilla que un collar. La diferencia la establece el tamaño de la misma: hasta 50cm estaremos hablando de gargantilla, mientras que si son más largos, se tratará de un collar. Al igual que los pendientes, también dependerá de la ropa o el peinado para que un collar o gargantilla nos complemente mejor.

Quien quiere una joya, la tiene

Ya no existen excusas para no lucir la joya que tú quieras. No tenemos que movernos de casa y solo necesitamos un smartphone o un ordenador para tener nuestras joyas en nuestras manos tan solo en 48 horas. La mejor manera de unir tradición y actualidad. Una pequeña ventana a un enorme mundo de posibilidades dentro de la joyería, que nos mostrará lo viva que se encuentra y todo lo que tiene por ofrecer.-I.S.

Te recomendamos: Colores de uñas ideales para morenas