Mito, las mujeres jóvenes no deben preocuparse por el cáncer de mama

Pasos para hacer una correcta autoexploración.
Prevención del cáncer de mama
Prevención del cáncer de mama

 

Seguro que has pensado “a mí no me va a pasar”, porque nos han contado que una edad avanzada es uno de los factores de riesgo más importantes del cáncer de mama… Pero la realidad es que nunca eres demasiado joven para cuidar de ti. Efectivamente, el paso de los años puede hacer ciertos estragos en nuestra salud. El Instituto Nacional del Cáncer afirma que la edad promedio al momento del diagnóstico de cáncer de mama es de 61 años, sin embargo, ser una mujer joven no asegura que el cáncer de mama no pueda llegar.

Prevención del cáncer de mama

Hay mujeres que han sido diagnosticadas con formas muy agresivas de este tipo de cáncer a los 20 años. Son pocas, pero son las suficientes para que hablemos del tema. Como mujeres menores de 40, solemos pensar que hay poco que hacer respecto de la salud de nuestros pechos, y ¡no podríamos estar más equivocadas! Ser joven es una oportunidad para planificar la vida y, como prioridad, cuidar de manera integral tu salud, incluyendo la prevención del cáncer de mama.

Debido a su historial familiar, tendencia genética o estilo de vida, algunas mujeres tienen un mayor riesgo de padecer esta enfermedad. De cualquier modo, el cáncer es una afección multifactorial y, por eso, debemos contemplarla desde todos los frentes.

No quiero alarmarte, pero es importante que sepas que el cáncer de mama tiene una incidencia cada vez mayor en la población femenina y representa una cifra creciente en personas jóvenes.

Matteo Lambertini, portavoz de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), asegura además que “a las mujeres de menos de 40 años se les suelen diagnosticar tumores más agresivos”.

Ahora bien, eso no quiere decir que las tasas de supervivencia sean menores, pero, sin duda se trata de datos que deben llamar nuestra atención y conducirnos a la acción. ¡Así que nunca eres demasiado joven para cuidar de tus pechos y evitar el cáncer de mama!

Entonces, ¿qué debo hacer?

Mucho se ha hablado de la autoexploración porque es el primer paso para reconocer cambios en tu cuerpo. Mientras construyas el hábito de la autoexploración mensual, conocerás mejor tus senos y podrás detectar cualquier cambio.

¿Cómo se realiza?

  • Observa. Pon atención a la forma, tamaño y superficie de la piel.

Importante: Hazlo con las manos detrás de la cabeza y con las manos en la cintura. No hay prisa, conoce tu cuerpo. Otra recomendación es que lo hagas siete días después de que inicie tu ciclo menstrual, una vez al mes. Apps como Lady Timer, Clue o Flo, entre otras, pueden ayudarte a llevar un mejor control.

  • Toca. Puedes hacerlo frente al espejo o durante el baño. Detecta endurecimiento, hendiduras, irritación, piel de naranja, calor, agujeros, bultos, venas crecientes o secreción del pezón. El cáncer de mama se manifiesta de formas muy diversas.
  1. De pie. Hazlo con la mano derecha en la nuca y con la izquierda toca el pecho derecho, desde la axila, hasta el pezón. Haz lo mismo para explorar el seno contrario.
  2. Acostada. Coloca una almohada o toalla enrollada debajo del hombro derecho, hazlo con la mano derecha en la nuca y, con la mano izquierda, palpa el seno derecho. Haz lo mismo con el seno contrario.

¿Y después de la autoexploración?

Pasos para hacer una correcta autoexploración.

Además de la autoexploración, debes incluir en tu rutina de cuidado una exploración clínica, al menos una vez al año si eres menor de 40 años. La mayoría de los médicos recomiendan la mastografía después de los 40, por lo que es posible que el tuyo te indique practicarte otros estudios anuales, como el ultrasonido de mamas.

Además de los estudios de imagen como el ultrasonido o la resonancia magnética, existe otro método auxiliar: la termografía mamaria. Se trata de un examen complementario de detección para que las mujeres jóvenes se mantengan alejadas del cáncer de mama. Este servicio innovador se ofrece en Eva Center, cuyas cabinas inteligentes hacen una imagen mapeando la temperatura de tu cuerpo.

Es una experiencia diseñada para mujeres como tú, que valoran la atención al detalle. El estudio se realiza en total privacidad, sin dolor, en solo 10 minutos y no tiene efectos adversos de ningún tipo, ya que no emite radiación a tu cuerpo.

La termografía de Eva genera una imagen infrarroja que muestra los patrones de calor y flujo sanguíneo de los pechos. Un estudio de termografía puede sumarse a tu chequeo mensual, y de hecho, es una gran opción si es la primera vez que vas a cuidar de tus pechos.

Si ya te decidiste a empezar a cuidarte (y a todas las mujeres que amas) con este método seguro y práctico, te regalamos un cupón de 30% para tu cita a Eva Center. Encuentra 11 cabinas en la Ciudad de México, el Estado de México, Puebla y Monterrey.

Comienza hoy mismo a cuidar de ti, ámate y valórate.

NOTA: Cupón: InTime.

Ve aquí para generar tu cita, completa tu nombre y fecha de nacimiento, cuando des click al pago, encontrarás un campo para agregar el cupón, escribe “INTIME” y ¡listo! Comienza a prevenir el cáncer de mama.

Acerca de Eva Center

Eva es una experiencia: está diseñada para la comodidad de la usuaria, desde el momento que agenda su cita, hasta que puede resolver dudas sobre sus resultados de termografía y tener un seguimiento con especialistas en salud.

La termografía Eva es un método auxiliar para la detección del cáncer de mama y

debe ser utilizado como un coadyuvante a estudios de imagen como la mastografía o el ultrasonido mamario. Es un estudio de imagen seguro, práctico, indoloro y no invasivo (ya que no emite radiación y se realiza sin contacto). Debido a que no tiene efectos secundarios, puede realizarse en mujeres de todas las edades varias veces al año. Además el estudio se realiza en solo 10 minutos y a un precio muy accesible.

Desde 2016, Eva se ha posicionado en el mercado mexicano con la misión de hacer de la detección tardía una cosa del pasado.

Adicionalmente, Eva cuenta con médicos especialistas que interpretan los estudios y dan seguimiento a las usuarias. En el caso de las mujeres que adquieren la membresía Eva Members, tienen una Eva Doctor que ayuda a diseñar con ellas un plan anual de salud, así como otros beneficios en el cuidado de la salud de la mujer.

A través de la tecnología más avanzada, la termografía Eva crea un mapa térmico de las mamas. Eva es un estudio de imagen capaz de detectar anormalidades que pueden ser indicativas de cáncer de mama y otras condiciones. Médicos radiólogos interpretan los resultados de cada estudio, y se realiza un seguimiento con cada paciente con indicaciones de los siguientes pasos en el cuidado de su salud.

Cuando se conjunta el estudio de termografía Eva con la mastografía anual, la precisión al detectar tumores es de hasta un 96%. (Fuente: Omranipour R, Kazemian A, Alipour S, et al. Comparison of the Accuracy of Thermography and Mammography in the Detection of Breast Cancer. Breast Care (Basel).

Dentro del portafolio de servicios de Eva se incluyen:

  • Estudios de termografía Eva por solo $400
  • Ultrasonido de mamas
  • Biopsia de mamas
  • Membresía Eva, un plan anual de protección de la salud por solo $1,188

Sucursales Eva Center

Para conveniencia de las usuarias, hay 11 Eva Centers en México.

  • CDMX
  • City Shops Del Valle
  • Coyoacán
  • Encuentro Fortuna
  • Galerías Coapa
  • Plaza Oriente
  • Portal Churubusco
  • Puerta Tlatelolco

ESTADO DE MÉXICO

  • City Shops Valle Dorado
  • Satélite

NUEVO LEÓN

  • Main Entrance

PUEBLA

  • Santa Fe

Síguenos en

Facebook: https://www.facebook.com/evacenter.mx/

Twitter: https://twitter.com/evacenter_mx?lang=es

Instagram: https://www.instagram.com/evacenter.mx/

(I.S.)