Por qué roncamos y cómo evitarlo

Por qué roncamos

Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo. Imagen de: estarbien
Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo. Imagen de: Infosalus
Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo. Imagen de: Isleep Program
Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo. Imagen de: Medic.ua
Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo. Imagen de: Su Médico
Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo. Imagen de: Top Santé
Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo. Imagen de: Twitter

 

Un buen descanso por la noche es primordial para el bienestar de nuestra salud y para que en nuestros días podamos tener un buen rendimiento. Sin embargo, por distintas circunstancias podríamos estar durmiendo mal.

Los ronquidos son una de las circunstancias más comunes, que termina afectando la salud de quien ronca como la de quien duerme con éste. Pero afortunadamente existen algunos remedios para solucionar este problema.

¿Por qué roncamos?

Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo.
Imagen de: Top Santé

Al dormir, los músculos de la garganta y tráquea se relajan. Si te encuentras boca arriba, tanto la mandíbula como la lengua, se deslizan más atrás, obstruyendo el pasaje de aire de las fosas en la garganta.

Es decir, el aire se ve obligado a pasar por una abertura más estrecha, lo que genera una vibración, fabricando un sonido el cual aumenta a medida que la boca se seca con el paso del aire.

 

Razones que aumentan los ronquidos

Aunque con regularidad los ronquidos se asocian a un problema nasal, un gran número de personas que roncan duermen con la boca abierta, generando así la resequedad de la garganta.

Sumado a esto, está la postura en la que dormimos, pero también hay otras razones que podrían influir en el aumento de ronquidos:

– El sobrepeso; éste aumenta el tejido del cuello que presiona las vías respiratorias.

– Deformaciones del tabique nasal; estas desorientaciones o malformaciones en la estructura que separa las fosas nasales, así como en los huesos de la cara en general también pueden afectar la respiración y como consecuencia producir los ronquidos.

-Problemas nasales; como la congestión, los pólipos nasales y la hinchazón del velo o la úvula.

Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo.
Imagen de: Twitter

– Mala postura; con regularidad la forma en como dormimos también afecta, por ejemplo cuando dormimos boca arriba la relajación puede hacer que los músculos de las vías respiratorias reduzcan el espacio para el flujo de aire.

– Las mujeres embarazadas también tienen más riesgo de roncar; especialmente en el último mes de gestación por el sobrepeso.

– La menopausia; aumenta el porcentaje de ronquidos ya que se acumula grasa en la base del paladar que obstruye el paso de aire.

Remedios para evitar o disminuir los ronquidos

  • Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo.
    Imagen de: El confidencial

    Intenta dormir de lado. Esta postura facilita la respiración, porque mantiene las vías aéreas abiertas y reduce los ronquidos.

  • Eleva la cabecera de tu cama. Dormir con el torso un poco más elevado, y no completamente en horizontal, facilita la respiración. Otra opción sencilla es utilizar dos almohadas.
  • Evita el alcohol antes de dormir. Éste relaja la musculatura de la garganta en exceso, favoreciendo la aparición de los ronquidos, así que evítalo en la medida de lo posible.
  • Deja de fumar. El tabaco irrita la mucosa de la faringe, lo que puede provocar ronquidos.
  • Exceso de peso. Una de las causas principales de los ronquidos ya que el aumento del tejido graso en la garganta, genera obstrucción en las vías respiratorias.
  • Ejercita la zona. Prueba hacer ejercicios como tomar aire en bocanadas cortas y expulsarlo lentamente, poniendo los labios como si fueras a silbar. La repetición constante de estos ejercicios tonificará los músculos de la garganta y ayuda a reducir los ronquidos.

 

Medidas más severas

  • Por qué roncamos y cómo evitarlo o disminuirlo.
    Imagen de: Dárky.pro

    Usar una férula. Dispositivos que se usan por la noche y que modifican la posición de la mandíbula y de la lengua, facilitando el paso del aire.

  • Compresor CPAP. Compresor de aire unido a una mascarilla que se coloca sobre la nariz. Emite un chorro de aire que abre toda la garganta, como si hinchase un globo.
  • Cirugía. Para corregir una obstrucción nasal, acortar la campanilla o el músculo que une la lengua a la barbilla para adelantar la lengua y que pase más aire. Aunque el ronquido puede permanecer de manera más leve o reaparece porque es difícil determinar lo que lo provoca.

 

El ronquido también se puede ser un síntoma de un trastorno de sueño conocido como apnea del sueño, donde la persona deja de respirar total o parcialmente por más de 10 segundos mientras duerme. El resoplido o ronquido suele ocurrir luego de cada episodio, por lo que ahí sí sería necesario consultar a un especialista.

Si no se tiene apnea del sueño, se pueden realizar estos métodos que seguramente ayudarán a disminuir los ronquidos, pero sobre todo a dormir mejor y descansar correctamente.

También podría interesarte: Tus hábitos al dormir pueden ser la causa de tus achaques