Recomendaciones para que no te duela la cabeza al hacer ejercicio

Recomendaciones para que no te duela la cabeza al hacer ejercicio.
Recomendaciones para que no te duela la cabeza al hacer ejercicio.
Recomendaciones para que no te duela la cabeza al hacer ejercicio.

El dolor de cabeza después de hacer ejercicio es una molestia común. En muchas ocasiones, la razón se debe a desarrollar incorrectamente las rutinas, sin embargo, también influyen los hábitos poco saludables, respirar de manera inadecuada y la deshidratación. En líneas generales, es incómodo sufrir dolor muscular después de la actividad deportiva, pero aún más cuando también te duele la cabeza. Por esta razón, aquí mencionamos algunos consejos importantes a tener en cuenta:

Recomendaciones para que no te duela la cabeza al hacer ejercicio.

Calienta y reduce el tiempo de la sesión de ejercicio

Muchas personas saltan este paso sin considerar su importancia. Calentar antes de hacer ejercicio disminuye el riesgo de los esguinces musculares, además del dolor muscular y los posibles dolores de cabeza. Por otro lado, cuando tu cuerpo no está acostumbrado a realizar frecuente actividad física es normal que experimentes dolor de cabeza y dolor muscular, sin embargo, muchas veces las personas realizan esfuerzos excesivos que no pueden aguantar y toman pocos descansos, lo cual trae efectos negativos en el cuerpo. Lo recomendable es reducir la duración del ejercicio y desarrollarlo progresivamente.

Recomendaciones para que no te duela la cabeza al hacer ejercicio.

La respiración

Es común respirar de manera inadecuada durante el ejercicio. Debido a que el acto de respirar es inconsciente e involuntario, no le prestamos la atención necesaria para hacerlo correctamente durante el deporte. No es más que inhalar por la nariz y exhalar por la boca, pero algunas personas llegan a retener la respiración de manera innecesaria. Esto nos conduce a padecer dolores de cabeza.

Importancia de la hidratación y de los electrolitos

Tu cuerpo depende del agua para sobrevivir. Diariamente perdemos agua mediante el sudor, también cuando hacemos actividades como ir al baño o incluso respirar. Pero mientras hacemos ejercicio, la pérdida de agua es mayor, por lo tanto, es fundamental ingerir entre 6-8 vasos de agua por día. No dejes que la sed sea tu recordatorio para ingerir líquidos.

Por otra parte, beber líquidos ricos en electrolitos en cierto momento te permitirá recuperar el equilibrio de sales perdido de tu cuerpo y mantenerte fresco para evitar la deshidratación. Los electrolitos intervienen en la función correcta del sistema nervioso y cardiovascular. Para un entrenamiento exitoso y rendimiento óptimo es preciso establecer el balance de estos minerales. De lo contrario, tu cuerpo comenzará a recordarte con calambres estomacales, calambres musculares y espasmos, mareos, dolores de cabeza, fatiga y náuseas.

Te puede interesar: Descubre como puedes bajar de peso mientras duermes

Duerme tus 8 horas

El descanso es fundamental para el cuerpo. No cumplir con tus 8 horas de sueño diarias puede ser causante del dolor de cabeza y la fatiga. Cuando haces ejercicios estas molestias pueden incrementarse provocando un dolor más fuerte. El cuerpo necesita reponer la energía invertida.

Recomendaciones para que no te duela la cabeza al hacer ejercicio.

Consume más proteínas

Cuando hacemos ejercicio gastamos mayor energía y si no seguimos una dieta equilibrada la fatiga y el hambre pueden provocar dolor de cabeza. Por esta razón, lo mejor es cambiar tu alimentación y agregar más alimentos ricos en proteínas. Así tendrás la fuerza y energía suficiente que tu cuerpo necesita.

 

Te recomendamos leer tambièn: Tres consejos para eliminar la flacidez de los brazos