Tres vitaminas que sí deberíamos ingerir

Tres vitaminas que sí deberíamos adquirir.Imagen de: Foromed
Tres vitaminas que sí deberíamos adquirir.Imagen de: El Diario NY
Tres vitaminas que sí deberíamos adquirir.Imagen de: Natursan
Tres vitaminas que sí deberíamos adquirir.Imagen de: Rincón del Músculo
Tres vitaminas que sí deberíamos adquirir.Imagen de: Unica.ro
Tres vitaminas que sí deberíamos adquirir.Imagen de: Yahoo Lifestyle
Tres vitaminas que sí deberíamos adquirir.Imagen de: innatia

 

Las personas que están sanas, hacen ejercicio y tienen una buena alimentación no requieren de vitaminas ni suplementos alimenticios, sin embargo, y debido a las actividades que realizamos algunas sustancias se van consumiendo con mayor rapidez, lo que provoca una baja en nuestras reservas.

Por lo tanto, la ingesta de vitaminas sí es necesaria, pero los expertos recomiendan que su consumo sea a través de los alimentos y no de medicamentos y/o suplementos.

Sin embargo, se recomienda que siempre se tenga una buena cantidad de estás tres vitaminas:

 

Vitamina D

Tres vitaminas que si deberíamos adquirir.
Imagen de: El Diario NY

Esta vitamina juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario; además es necesaria para la absorción del calcio y el mantenimiento de los órganos.

La deficiencia de vitamina D puede llevar a enfermedades de los huesos como la osteoporosis o el raquitismo. También puede provocar que la función muscular se altere y se realicen diagnósticos erróneos de patologías como la fibromialgia.

Para evitar la carencia de vitamina D es recomendable tomarla como suplemento y tratar de que el cuerpo tenga una buena dosis de esta sustancia.

Algunos de los ricos en vitamina D son el huevo, pescados (atún, caballa y salmón), hígado, carnes, champiñones, leche y algunos cereales.

También puedes obtener la vitamina D al exponerte algunos minutos al sol diariamente y siempre se debe usar bloqueador solar con FPS 30.

 

Zinc

Tres vitaminas que si deberíamos adquirir.
Imagen de: Yahoo Lifestyle

El zinc es una de las sustancias que sirven para el fortalecimiento del sistema inmune; la deficiencia de éste en el organismo puede provocar alteración en la sensibilidad de los sabores, caída de cabello, dificultad para cicatrizar e incluso problemas de crecimiento y desarrollo en los niños.

Además es necesario si queremos mantener fuerte el organismo y combatir las enfermedades causadas por virus, hongos y bacterias.

Los alimentos ricos en zinc son de origen animal como la carne de vaca, pollo y pescado; ostras, camarones, hígado, germen de trigo, granos enteros, frutos secos, cereales, legumbres y tubérculos.

Pese a lo que muchos creían las frutas y hortalizas, tienen un bajo contenido de Zinc y son menos aprovechadas por el organismo, aunque resultan necesarias para el cuerpo por su aporte de vitaminas y minerales.

Ácido fólico

Tres vitaminas que si deberíamos adquirir.
Imagen de: innatia

Muchos creen que esta vitamina es solo para mujeres embarazadas, pero la realidad es que tanto hombre como mujeres debemos consumirla y no solo en la etapa de gestación.

El ácido fólico es una vitamina perteneciente al complejo B, también conocida como vitamina B9, la cual ayuda a proteger las células sanas, previene un tipo de anemia, contribuye a controlar la hipertensión e interviene en la formación del sistema nervioso.

También es beneficioso para el tratamiento de los síntomas asociados a la menopausia, reduce las probabilidades de padecer cáncer de colon, de cuello uterino y, en algunos casos, de cáncer de seno.

Tres vitaminas que si deberíamos adquirir.
Imagen de: Natursan

Su consumo es muy importante para las mujeres en edad fértil, ya que de no obtener suficiente ácido fólico antes y durante el embarazo no se podría prevenir defectos congénitos importantes en el cerebro y la columna vertebral del bebé.

Esta vitamina la podemos obtener de los siguientes alimentos: pollo, res, hígado, sardinas, espinacas, frijoles, lechuga, remolacha, naranja, brócoli, tomate, lentejas, coliflor, huevo, mango, repollo, aguacate, piña, papa, pan integral, hojuelas de maíz, leche, yogurt, avena, pastas y arroz.

Las vitaminas son necesarias para el bienestar en general del cuerpo, pero lo más recomendable es que las obtengamos de alimentos, frutas y verduras, evitando o disminuyendo el consumo de suplementos.

También podría interesarte: Por qué es importante el consumo de ácido fólico.