¡Ve al baño! y evita una infección urinaria

Evita una infección urinaria

Evita una infección urinaria. Imagen de: El Independiente de Hidalgo
Evita una infección urinaria. Imagen de: Ginekologia
Evita una infección urinaria. Imagen de: Rosario3.com
Evita una infección urinaria. Imagen de: Telemundo
Evita una infección urinaria. Imagen de: urologia.expert
Evita una infección urinaria. Imagen de: Docvadis
Evita una infección urinaria. Imagen de: Guia do Corpo

 

Un gran número de personas tenemos el mal hábito de aguantarnos las ganas de ir al baño, por consiguiente, después de un rato empezamos a presentar dolores en el vientre, espalda y en el peor de los casos ardor al orinar.

Evita una infección urinaria.
Imagen de: Guia do Corpo

Pero lo peor de no ir al baño cuando tenemos ganas de orinar, es la posibilidad de adquirir una terrible infección urinaria que a su vez, si no es tratada de manera adecuada, puede generar otras alteraciones de riesgo para la salud.

A continuación te hablaremos un poco más del tema para que empieces a cambiar esa costumbre que terminará afectando tu salud en gran medida.

 

Cómo podemos contraer una infección urinaria

Evita una infección urinaria.
Imagen de: Telemundo

Aunque un 40% de las mujeres presenta una infección urinaria, los hombres también pueden ser víctimas de este padecimiento, que suele ser causado por bacterias.

Éstas se adquieren al utilizar baños públicos, compartir prendas íntimas, por permanecer quieto por un período de tiempo largo, así como por la falta de adecuados hábitos de higiene.

También el contagio puede producirse por presentar cálculos renales (piedras en los riñones), edad avanzada o por enfermedades o problemas para vaciar completamente la vejiga.

Sin embargo, las mujeres corren el riesgo de adquirir una infección de vías urinaria después de la actividad sexual o durante el embarazo, por lo que se debe tener muy en cuenta los cuidados e higiene para tratar de prevenir estos contagios.

 

Alteraciones derivadas de una infección urinaria

Evita una infección urinaria.
Imagen de: Ginekologia

Una infección urinaria puede ser un padecimiento doloroso y muy molesto, sin embargo, sus alteraciones derivadas son todavía peor, ya que se puede poner en riesgo la salud debido al desarrollo de una extensión de la infección; así como una lesión renal progresiva e irreversible cuyos tratamientos resultan más complicados.

También se puede desarrollar reflujo vesicoureteral que es cuando la orina regresa a los riñones causando infecciones repetitivas del tracto urinario; otra más podría ser la pielonefritis, infección que puede causar daños a la función de los riñones.

 

La prevención

Evita una infección urinaria.
Imagen de: El Independiente de Hidalgo

No hay mejor forma de prevenir una infección urinaria que evitar el mal hábito de aguantarse las ganas de ir al baño. Si se sienta la necesidad de orinar, se debe acudir al baño en ese momento y no dejarlo para más tarde.

También es importante mantener una higiene íntima adecuada todos los días, en el caso de las mujeres no es necesario usar jabones especiales, es más que suficiente el uso de agua y jabón neutro.

Otras buenas recomendaciones son beber suficientes líquidos (de preferencia agua); evitar permanecer con la ropa mojada, tratar de vaciar completamente la vejiga, y aunque parezca muy fuera de lugar evitar compartir la ropa íntima.

Sin embargo, la recomendación más importante sería evitar la automedicación; ésto sólo podría complicar el estado de salud de quien padece una infección urinaria.

Ten presente que sólo si existen complicaciones o la infección está avanzada puede ser necesario el ingreso hospitalario.

También podría interesarte: Seis consejos para evitar una infección vaginal.