Por qué debes evitar practicar la automedicación

Peligros de la automedicación

Los peligros de la automedicación. Imagen de: Concepting
Los peligros de la automedicación. Imagen de: diariodecuyo.com
Los peligros de la automedicación. Imagen de: eSalud
Los peligros de la automedicación. Imagen de: Guía Saludable
Los peligros de la automedicación. Imagen de: Twitter
Los peligros de la automedicación. Imagen de: Nación de la salud
Los peligros de la automedicación. Imagen de: Automedicacion live

 

Cuando nos sentimos mal lo lógico debería ser ir al médico para que nos pueda decir qué nos pasa e indique el tratamiento adecuado, sin embargo, preferimos saltarnos ese paso y directamente recurrimos a la automedicación.

Los peligros de la automedicación.
Imagen de: Concepting

En la farmacia compramos el medicamento que creemos pueda funcionarnos, pero no pensamos que esta práctica podría afectar gravemente nuestra salud.

Desde alargando el tiempo de nuestro padecimiento, agravar o generar complicaciones, hasta hacernos inmunes, son algunas de las tantas consecuencias de la automedicación.

 

Los peligros de la automedicación

1) La primera causa de gravedad sería el hecho de ingerir medicamentos sin valoración de un especialista, lo que puede enmascarar enfermedades graves.

También se estaría ingiriendo una dosis inadecuada que podría ser letal para el organismo, tanto que podría producirnos la muerte.

Consumir dosis muy elevadas o por tiempo prolongado de analgésicos o anti-inflamatorios, puede ocasionar complicaciones desde un simple dolor abdominal hasta un sangrado en tubo digestivo, gastritis y úlcera; además de lesiones en el riñón,  hígado y hasta la muerte.

 

Los peligros de la automedicación.
Imagen de: Guía Saludable

2) La intoxicación grave de algunos medicamentos de venta libre, que muchas veces prometen resultados “mágicos” para la cura de ciertas enfermedades, teniendo en contra parte una realidad en donde podría suceder todo lo contrario.

3) Otro mal que genera el autoconsumo de medicamentos es, la ingesta indiscriminada de antibióticos (medicamentos que se utilizan exclusivamente contra infecciones bacterianas).

Este mal hábito puede resultar contraproducente, y generar mecanismos de resistencia y perdida de efectividad contra enfermedades que sí, ameritan su uso.

Por si no estabas enterado, en algunos estados las autoridades de Salud ya emitieron restricciones para el consumo de antibióticos y otros medicamentos que tenían de venta libre; como medida de prevención y erradicación del mal hábito de la automedicación.

 

Acude al médico

Los peligros de la automedicación.
Imagen de: eSalud

No hay mejor manera de cuidar de nuestra salud que una visita al médico; el cual además de darnos el tratamiento adecuado, evitará que tengamos una recaída.

Es conveniente saber que un medicamento puede ser de gran utilidad para un paciente y nocivo para otra, por lo cual es necesario que un médico nos indique qué tomar y qué no.

Ante cualquier padecimiento, lo correcto siempre será acudir con un médico, sobre todo no esperar a que la enfermedad evolucione y sea más complicada de tratar. Recuerda que cada persona y enfermedad podrían requerir un determinado tratamiento.

También podría interesarte: Mitos y verdades sobre la gripe.