¿Por qué Hillary Clinton y Michelle Obama vistieron de morado?

purple-3

Mucho se dijo de los atuendos que lució Melania Trump durante la campaña de su esposo: que si su blusa Gucci tenía connotaciones feministas o que si se vistió de blanco en tributo a las sufragistas, entre otros asuntos. Sin embargo, de quienes se dice que vistieron de modo intencional, es decir con un propósito, fueron Hillary Clinton y Michelle Obama.

Para el discurso posterior a su derrota, Hillary optó por un traje negro y morado de Ralph Lauren, mientras que para recibir a Melania Trump en la casa blanca, Michelle usó un vestido morado y naranja. Y al parecer, los motivos de su elección fueron los mismos.

Hay quienes creen que Hilary vistió de morado -la corbata de Bill Clinton fue del mismo color- ya que este tono es la combinación de los colores rojo y azul, que representan al partido republicano y demócrata respectivamente. Lo que es igual a unificarse, tal como dijo en su discurso: “Donald Trump es nuestro presidente y le debemos una mente abierta y la oportunidad de liderar”. Aunque también algunos piensan que quería representar la estética de un funeral -el morado es el color del luto durante la Cuaresma-.

Sin embargo, la teoría más creíble es que Hillary quiso reivindicar a los grupos feministas que la apoyaron durante su campaña: el violeta es el color internacional de dicho movimiento. Pero ¿por qué el morado? Este color se le atribuye a las camisas que fabricaban las 123 trabajadoras que murieron durante el incendio ocasionado en la fábrica en la que trabajaban.

Hillary

Resulta que estas mujeres, peleaban por recibir las mismas condiciones y salarios que los de sus compañeros masculinos que hacían exactamente el mismo trabajo. Es por eso que, según la historia, los dueños de la fábrica decidieron incendiarla durante una manifestación para así evitar un escándalo público. Esto fue el 25 de marzo de 1911.

Este color igual fue utilizado por sufragistas como Susan B. Anthony o las 100 mil mujeres que marcharon en Washington a favor de la Enmienda por la Igualdad en 1978. También fue utilizado por el colectivo lésbico cuando la activista Betty Friedman rechazó incluirlas en el movimiento feminista y llamarlas “amenaza violeta”, por lo que estas vistieron de morado para el II Congreso, para unir a las mujeres en Nueva York en 1970.

Hillary Clinton no solo es abiertamente feminista, sino que también aliada de la comunidad LGBT. Y sucede que durante su discurso le pidió a Donald Trump que fuese un presidente inclusivo: “El sueño americano es suficientemente grande para todos”.

Por su parte, Michelle Obama hizo lo mismo. Su esposo, es aliado del feminismo y de la comunidad LGBT. Aún así hay algo más: el diseñador del vestido es latino -de origen cubano-, y algo de lo que alardeó Donald Trump durante su campaña era sobre la superioridad de la raza blanca.

purple-1

Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr