Razones para apostar (o no) por el Bitcoin

Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de The independent
Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de Coindesk
Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de Bitcoin.es
Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de Coindesk
Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de Bitcoinist.com
Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de The independent
Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de Perú21

 

Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de The independent

Después de atravesar uno de sus peores baches en los últimos años, el Bitcoin, la principal criptomoneda del mundo, parece haberse recuperado decentemente. Después de meses en los que rozó la caída por debajo de los 3.000 dólares por unidad, el BTC parece haber encontrado cierta estabilidad alrededor de la barrera de los 5.000 y ha dejado atrás las épocas en las que solo conocía las caídas. Por ello, parece, invertir en Bitcoin no era tan apetecible desde diciembre de 2017, cuando marcaba sus récords históricos de 20.000 dólares por unidad.

Pero aquí, hay que reconocer, la palabra clave es el “parece”. Y así como podemos encontrar razones para creer que este es el momento para invertir en BTC, también existen aquellas que indican lo contrario. A continuación, intentaremos analizar unas y otras.

¿Ha tocado fondo el BTC?

Esa horquilla de los 3.000-4.000 dólares por unidad en la que se mantuvo el BTC durante el primer cuatrimestre de 2019 ha sido el momento más bajo en su cotización desde finales del año 2017. Por ello, tras las subidas actuales parece razonable el pensar que la moneda electrónica inventada por Satoshi Nakamoto ha tocado fondo y que, de ahí, solo puede subir.

Responder a esta pregunta con éxito es la clave para una buena inversión, y, por supuesto, no es tarea fácil. Dada la extrema volatilidad con la que cuentan todas las criptomonedas, es muy difícil prevenir cuáles serán los movimientos en los precios del BTC, ya que únicamente dependen de la oferta y la demanda.

Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de Perú21

Así pues, si el de los 3.000 dólares por unidad fuese el punto más bajo al que pudiese llegar el BTC, apostar sobre la moneda sería un valor seguro. Pero, saberlo con total seguridad es, obviamente, algo prácticamente imposible.

Sin vinculación a ningún activo tangible

La extrema volatilidad que comentábamos en el punto anterior se debe, principalmente, al hecho de que el valor del BTC no está vinculado a ningún elemento externo. Así como el valor del dólar, por ejemplo, está relacionado con el estado de la economía de los EEUU, en el BTC no hay nada que nos pueda dejar intuir los futuros movimientos en su valor.

Por lo tanto, el único baremo que nos queda para intuir dichos movimientos es el de la oferta y la demanda. Tanto el que se da entre los pequeños actores de inversión como, sobre todo, entre los peces gordos del mercado.

Varias empresas apuestan por las criptomonedas

Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de Bitcoinist.com

En los últimos meses han sido varias las empresas que han realizado una apuesta firme sobre las criptomonedas y esto, por supuesto, ha significado un espaldarazo a la seguridad que estos activos suponen como objetivo de inversión. Por poner algún ejemplo, la bolsa de Nueva York creo recientemente su primer índice bursátil centrado en el BTC y Corporate Traveller, la principal agencia de viajes de Gran Bretaña, comenzó desde abril a aceptar pagos con esta divisa.

Sin duda, esta puede ser una de las razones a tener más en cuenta para invertir o no en Bitcoin de aquí en adelante: el respaldo que le den las grandes multinacionales.

Competencia

Una razón para ser más escéptico respecto al futuro del BTC es que en los últimos años le ha surgido una numerosa y diversa competencia que, en algún momento futuro, aspira a poner en cuestión su dominio sobre el mercado de las criptomonedas.

Ya sea por la competición que le ofrece un fork del BTC como el Bitcoin Cash o por la que suponen divisas electrónicas con un concepto completamente opuesto —como puede ser el Ripple–, no está claro que la primera criptomoneda de la historia pueda seguir manteniendo su hegemonía. Si lo consigue, su precio acabará subiendo todavía más. Y si no, invertir en otra criptomoneda pueda ser la decisión más sabia.

Otras

Razones para apostarle (o no) al bitcoin.-Foto de Coindesk

En el complejo mundo de la inversión en criptomonedas hay muchos más conceptos, todavía, a tener en cuenta. Uno de ellos, sin duda, es vigilar de cerca la regulación que gobiernos e instituciones transnacionales crean respecto a este producto relativamente novedoso. Otros son la utilización que la ciudadanía en general va asociando a las criptomonedas o, por qué no, el estado general de la economía mundial.

Todos ellos, como los explicados anteriormente, son puntos clave a la hora de saber si se debe apostar o no por el BTC en un futuro cercano. Por ello, si quieres invertir en esta o cualquier otra criptomoneda, lo primordial es estudiarlos a fondo.

 

También te recomendamos leer: 15 hábitos financieros que debes tener a los 30