¿Cómo saber cual es mi tipo de piel?: Elementos para reconocerla

tipo de piel

Alguna vez te hiciste la pregunta: ¿Cuál es mi tipo de piel? Aquí te ayudamos a reconocerla.

Piel seca

Este tipo de piel es caracterizado por producir menos grasa de lo habitual. Como resultado se carece de los lípidos que son los encargados de retener la humedad y puede dar un aspecto reseco y acartonado.

¿Cómo reconocerla?

Luce un aspecto áspero o escamoso.

Tus poros son poco visibles.

Se enrojece a menudo y fácilmente por lo sensible que es.

Falta de elasticidad.

¿Cómo cuidarla?

Se necesita de una hidratación constante, de preferencia durante todo el día con la finalidad de darle un aspecto saludable. Al comprar tus productos de belleza asegurate que combatan la resequedad extrema y humecte adecuadamente.

Piel grasa

Se tiene los poros visibles y se produce mucha grasa que parece brillo.

¿Cómo reconocerla?

Sensación de grasa o brillo de manera acelerada en el rostro.

Tus poros se ven grandes y a menudo presentas imperfecciones.

Las espinillas y enrojecimientos son parte de tu rutina.

¿Cómo cuidarla?

La mejor recomendación es acudir con tu dermatólogo de confianza y que él te indique como puedes darle el cuidado adecuado. Muchos productos pueden lastimar tu piel o sacarte más imperfecciones.

Piel normal

Es un término para referirse a la piel que está equilibrada. Aunque la zona T puede engrasarse, por lo general no causa molestias porque no es demasiado grasa ni demasiado seca.

¿Cómo reconocerla?

Se ve luminosa y saludable

Luce suave

Poros poco visibles

Posee buena circulación y elasticidad

Sin imperfecciones

¿Cómo cuidarla?

Tomar mucha agua y elegir los productos que te aseguren seguir mantener ese equilibrio en la piel.

Piel mixta

Es una combinación de piel normal-seca y grasa que por lo general puede presentar algunas impurezas. La producción de brillo o sebo en la piel suele ser desajustada.

¿Cómo reconocerla?

Luce seca o normal en la zona de las mejillas, boca u ojos.

Producción de grasa en la zona T.

Su textura es irregular.

¿Cómo cuidarla?

Tu rutina debe ser variada y debes asegurarte de que cubran las necesidades de tu piel. Mantener tus productos en buenas condiciones.