Una relación duradera también tiene riesgos ¡Descúbrelos!

relación duradera 3

Cuando estamos en una relación duradera pueden suceder dos cosas: que el amor siga reforzándose día a día o que éste haya acabado. No es sorprendente que muchas parejas estén en la segunda opción y tiene una explicación.

Es tal la costumbre que algunas parejas tienen, que prefieren mantenerla aunque no sea sano. Uno de los principales motivos por los cuales se mantienen, es por el miedo a comenzar de cero.

Conocer gente nueva a determinada edad, puede ser muy complicado. Aunque muchas lo hacen, ésto no garantiza la estabilidad emocional o una relación muy exitosa.

Aunque en muchos casos no existe un desagrado entre ambos, muchas parejas están tan acostumbradas a ver por ambas partes que prefieren no separarse. Esto puede traer consigo muchos riesgos que al final, provocarán un conflicto poco sano para ambos.

relación duradera 2

¿A qué se arriesgan las personas que están juntas por costumbre?

Además de los problemas emocionales que puede representar, una relación duradera en la que predomina la costumbre tiene riesgos para ambos:

Están perdiendo la oportunidad de ser felices. A pesar de estar bien en la relación, las parejas que se mantienen por costumbre no son 100% felices. Esta felicidad plena, no radica precisamente en encontrar una pareja o no. Muy por el contrario, significa estar y sentirnos plenas en todos los aspectos de nuestras vidas. Si llega o no una persona, eso es todo un plus.

Pierden el tiempo. No sólo están dejando pasar muchas oportunidades, sino que también aplazan lo inevitable. Muchas parejas que se mantienen por costumbre terminan la relación en algún momento, así que tarde o temprano sucederá. Lo mejor es hacerlo antes de que las consecuencias sean más graves.

relación duradera 1

Ninguno de los dos cambiará, mucho menos la relación. Si una relación está rota, pero hay amor es probable que pueda rescatarse. Lo anterior no sucede cuando únicamente existe la comodidad y la costumbre. El tratar de mantenerla, es un desperdicio enorme de energía. Los errores que comentan así como sus defectos nunca desaparecerán. Puede que al principio las cosas vayan bien, pero tarde o temprano regresarán los malentendidos.

Son propensos a hacer cosas inimaginables. En una relación donde no hay amor, es probable que tampoco haya atracción sexual. Esto quiere decir, que tampoco hay vida sexual. Esto deja a ambas partes en un estado de vulnerabilidad que puede hacer que uno de los dos cometa una infidelidad. Si sucede a pesar de que no haya amor, la culpa será enorme.

Si estás en esta situación, no dudes en hablar con tu pareja. Lo mejor es recurrir a un especialista que les ayude a salir adelante y tomar la decisión correcta.

Te puede interesar: Bebidas que te ayudarán a relajarte en cuestión de minutos

 

Si te gusta, compártelo..Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Tumblr