Cómo ahorrar mientras usas el aire acondicionado

ahorrar mientras usas el aire acondicionado

Cómo ahorrar mientras usas el aire acondicionado. Imagen de: ecoheat
Cómo ahorrar mientras usas el aire acondicionado. Imagen de: Vainsmon
Cómo ahorrar mientras usas el aire acondicionado. Imagen de: YouTube

 

 

 

Entre los cuidados que se nos mencionan ante las altas temperaturas de la temporada calurosa están mantener una buena hidratación y resguardándonos en un ambiente fresco.

Sin embargo esta última, es la que implica mayor inconveniente, ya que para mantener fresca nuestra estancia en un lugar es necesario el uso de aparatos que generan un gran gasto de electricidad y por supuesto, de dinero.

Indudablemente no podemos evitar usar el aire acondicionado, pero si podemos seguir ciertos pasos que ayudarán a ahorrar mientras lo usas.

Sigue las reglas básicas

Cómo ahorrar mientras usas el aire acondicionado. Imagen de: Josue Comedy
Cómo ahorrar mientras usas el aire acondicionado.
Imagen de: Josue Comedy

Aunque parezca un poco absurdo muchas veces errores tan pequeños como no cerrar bien las puertas y ventanas pueden ser los causantes de un gasto considerable de energía.

Considera bajar las persianas o correr las cortinas ya que entre menos luz, menor temperatura.

De igual modo debes saber que el intenso reflejo de los rayos del sol, provocan aumento de temperatura en el interior de la casa.

Recomendación oportuna: Para mantener lo más fresca posible la casa, ventila por la noche o en las primeras horas de la mañana y luego cierra las ventanas para evitar la entrada de aire caliente de las horas más calurosas del día.

 

Colócalo en la temperatura adecuada

Lo recomendable es fijarlo 5 centígrados por debajo de la temperatura exterior, es decir, programar el termostato entre los 24 y 26 grados.

De esta forma podremos ver un ahorro en cuanto a la energía y el consumo.

Recomendación oportuna: Aunque nos hemos acostumbrado a usarlo entre los 21 y 22 grados, es preferible programarlo en 24°, y vestir ropa ligera de telas frescas, para evitar pasar frío, sequedad en la mucosa y otros malestares.

 

No lo uses durante toda la noche

Cómo ahorrar mientras usas el aire acondicionado. Imagen de: YouTube
Cómo ahorrar mientras usas el aire acondicionado.
Imagen de: YouTube

Usar el aire acondicionado toda la noche solo traerá consecuencias, la primera -y más clara- se verá reflejada en tu recibo de luz.

Otra más en tu salud, ya que puede ayudar al desarrollo de enfermedades como gripe o dolor de garganta, aunque también puede provocar contracturas y entumecimiento muscular.

Recomendación oportuna: Utilízalo un par de horas (de 1 a 2, máximo 3) para refrescar la habitación y prográmalo para que se apague después de ese tiempo.

De igual manera, si el calor no es muy sofocante, utiliza un ventilador, o bien, usa el aire para ayudar a bajar la temperatura de la habitación sin tener que bajar la temperatura de éste.

 

No lo uses si no está limpio

Además de que puede generarte enfermedades debido al polvo que vas respirando, también afecta hasta un 20% su eficacia y rendimiento.

Como consecuencia debemos forzarlo a alcanzar una temperatura más baja que a  su vez  provocará el aumento en el recibo de luz.

Recomendación oportuna: Con regularidad retira los filtros y quítales el polvo con un trapo húmedo, si tienen algo de grasa puedes retirarlo humedeciendo el trapo con un poco de vinagre.

Las altas temperaturas nos obligan a hacer uso de aparatos electrónicos que generan un gran gasto, sin embargo si aprendemos a usarlos de manera correcta podremos notar lo eficientes que son, sobre todo en los días más calurosos.

También podría interesarte: Aires acondicionados con sistema inverter ¿sabes cómo son?