Diferencias entre la varicela y el sarampión

Diferencias entre la varicela y el sarampión

Conoce las diferencias entre la varicela y el sarampión. Imagen de: Yucatán Independiente
Conoce las diferencias entre la varicela y el sarampión. Imagen de: Hospital de Nens
Conoce las diferencias entre la varicela y el sarampión. Imagen de: vix.com

 

Tanto la varicela como el sarampión son enfermedades eruptivas que afectan a los niños en temporada de calor, sin embargo, es importante aprender a diferenciarlas para poder dar con el tratamiento adecuado.

A continuación te diremos cuáles son las diferencias entre ellas; así tendrás una idea más clara de ambas enfermedades y podrás saber cómo tratar una u otra.

¿Es Varicela o Sarampión?

Varicela ¿en qué cosiste? Imagen de: Hospital de Nens de Barcelona
Imagen de: Hospital de Nens de Barcelona

Ambas se manifiestan con erupciones en la piel, sin embargo, la mayor diferencia entre ambas radica en el tipo de lesión.

La varicela se caracteriza por la aparición de “bolitas con agua” que luego se secan y se convierten en costras que deben caerse solas, evitando quitarlas, pues de hacerlo, éstas pueden dejar marcas severas.

El sarampión se presenta en forma de puntos rojos que aparecen de manera descendente; empiezan en el rostro, baja al cuello y luego al resto del cuerpo hasta llegar a la planta de los pies.

 

La fiebre es otra similitud

Conoce las diferencias entre la varicela y el sarampión. Imagen de: vix.com
Conoce las diferencias entre la varicela y el sarampión.
Imagen de: vix.com

Los niños con varicela pueden o no tener fiebre. Aunque es considerado como uno de los síntomas también se han presentado casos en donde solo desarrollan síntomas como cansancio y falta de apetito.

Sin embargo, no hay que bajar la guardia, ya que la varicela puede complicarse causando neumonía, infecciones a la piel, problemas en las vías respiratorias o en el peor de los casos, la muerte.

En contra parte el sarampión puede provocar fiebres de 39° o 40° grados, que pueden durar al menos tres días. Sumado a la fiebre alta está la tos, mocos y enrojecimiento ocular (conjuntivitis).

Después de catorce días, esos síntomas darán paso a la erupción de manchitas rojas que aparecerán en la cara y parte superior del cuello; hasta irse extendiéndose al resto del cuerpo en 3 días.

 

La forma de contagio

En ambas enfermedades –sarampión y varicela– el contagio se da de forma directa, cuando una persona infectada entra en contacto con otra sana.

Debido a las secreciones de la nariz y garganta, que se expelen al estornudar, toser o hablar, la vía respiratoria se convierte en el canal para la transmisión del virus.

Ante todo la prevención

Conoce las diferencias entre la varicela y el sarampión. Imagen de: vix.com
Conoce las diferencias entre la varicela y el sarampión.
Imagen de: vix.com

Como la varicela y el sarampión son enfermedades muy contagiosas, es muy importante la prevención de éstas, la vacuna será la mejor aleada para prevenirlas o combatirlas.

Para la varicela, la vacuna es aplicada solo a niños; puede ser a partir de un 1 año (hasta 1 año, 11 meses y 29 días) de manera gratuita y obligatoria en los centros de salud. Con referencia al sarampión, se coloca a través de dos dosis y es aplicada hasta niños de 5 años.

Sin embargo, se advierte que los niños que no se encuentran en el rango de edad establecido deben acudir a clínicas privadas para ser vacunados y prevenir el contagio.

Como hemos mencionado, ambas enfermedades pueden no ser mortales, pero eso no quiere decir que debemos bajar la guardia, por el contrario, vacunar a los pequeños y estar al pendiente de cualquier irregularidad, ayudará a evitar la propagación de ambos padecimientos.

También podría interesarte: Varicela: Cómo se contagia, se previene y por qué se da.